Categoría:

La falacia de la moderación en política.

La falacia de la moderación o «argumentun ad temperantiam» lleva a justificar que la mejor opción es la que se encuentra en un punto medio. El tema es cuál es el justo medio, qué es lo políticamente correcto, dónde debe comenzar la tolerancia, dónde la equidistancia y aceptar que los extremos son siempre indeseables. Encontrar la virtud en las posiciones extremas es complicado o casi imposible. Por eso parece codiciado encontrar personas ecuánimes, partiendo de que no hay nada absoluto y todo es relativo. Que el medio  varía de acuerdo con la persona que actúa y sus circunstancias. La falacia de la moderación evita la idea de la simple selección entre dos extremos y por tanto huye de una supuesta intolerancia.… Leer más...

Publicado en:
Categoría:

Sumar en política como anomalía en la izquierda.

Sumar es combinar dos o más números en un número equivalente, llamado suma y representado por el símbolo +. «Sumar» en política, es la marca política escogida por Yolanda Díaz para poner en marcha su proyecto político para las próximas  elecciones generales. La política es una actividad cuyo objetivo es el de resolver pacífica y democráticamente, los conflictos entre las personas y los grupos humanos. Sumar en política es hablar de victoria o de derrota, donde el enfrentamiento es inevitable, donde lo que uno gane sólo puede proceder de la pérdida de otro. Sumar es unirse para ser más. Toda metodología participativa tienen siempre una base de suma, en las que lo que se persigue: opiniones, propuestas, personas, etcétera.… Leer más...

Publicado en:
Categoría:

Eurovisión también es política.

Todo es política, todo lo social, todo lo personal y el festival de Eurovisión también es política. Desde la televisión que miras, la radio que escuchas y el periódico que lees; desde dónde compras y qué compras; cómo gestionas tus residuos o tu tipo de movilidad. El partido al que votas o tu decisión de abstenerte. Tu compromiso social o tu falta de compromiso. Tu uso del dinero. Todo es política, incluso para los que pasan de la política. Una cosa clara es que la política influye en la sociedad. Desde la tarifa telefónica, del agua, de la luz o del combustible.… Leer más...

Publicado en:
Categoría:

El egoísmo invalida el fin de la política.

La palabra egoísmo etimológicamente, procede del latín “ego”, que significa “yo”. Es hacer las cosas por nosotros mismos, sin pensar en los demás. Pensando que lo que hacemos nos beneficia o simplemente no nos perjudica. El egoísmo es esa parte mala, ruin, mezquina, nada altruista, poco solidaria de los seres humanos, que busca solo satisfacer los deseos y necesidades de unos, olvidando la de otros. Lo mejor que le puede pasar a una sociedad es confiar en sus políticos. Buscamos en ellos la honestidad, la coherencia, la capacidad, el respeto a las reglas y sobre todo que su trabajo consista en solucionar los problemas de la gente.… Leer más...

Publicado en:
Categoría:

El tiempo de la política o de la confrontación.

La importancia del tiempo en todo es fundamental y su incidencia en la política, es tan importante como que exista el tiempo de la política, para solucionar los posibles problemas que no se han sabido solucionar por otros medios. Todo principio de no coincidencia suele ser un inconveniente para solucionar la realidad social, ahora es tiempo de la política o de la confrontación. El tiempo lo dirá. Es ineludible, que para que algo cambie, es necesario modificar los planteamientos, el escenario y los posibles objetivos. No basta con dejar pasar el tiempo y que se arregle todo sin hacer nada. Ni las soluciones a los problemas se arreglan creando otros problemas.… Leer más...

Publicado en:
Categoría:

Incendiarios de la política carroñera.

Los incendiarios son los que  provocan un incendio con intencionalidad y planificación. Dispuestos a incendiar todo lo que se mueve a su alrededor. Hay incendiarios políticos capaces de quemar todo argumento o decisión de sus adversarios como defensa suya, como una forma de descalificación a quienes se le oponen. La política se ha convertido en una sinrazón, en un verbo incendiario donde vale todo. Se vive del titular, de la frase en el telediario o en las redes sociales, donde la mejor defensa siempre es un buen ataque. La política emplea solo el trazo grueso, ha pasado de tener adversarios a enemigos y parece que hay que crear incendios para conseguir su debilidad, para intentar aniquilarlos.… Leer más...

Publicado en:
Categoría:

La representación política en crisis.

Se entiende por representación el acto mediante el cual un representante actúa en nombre de un representado para defender, al menos en teoría, los intereses de éste. Expresado con otras palabras, la representación supone una relación entre elector y elegido, donde el elegido debe actuar con responsabilidad respecto a las exigencias de la ciudadanía que lo sostiene, para no perder su confianza. La representación política se basa en el concepto de la democracia y de una elecciones donde los ciudadanos otorgan con su voto un consentimiento de representabilidad. Donde la separación de poderes busca la independencia entre el poder legislativo, el ejecutivo y el judicial para evitar el abuso de poder.… Leer más...

Publicado en:
Categoría:

La realidad alternativa en política.

Estamos en un cambio de la sociedad, un intento de crear una realidad alternativa. Donde nos intentan cambiar los conceptos, como el de la libertad. Un mundo virtual, donde existe un mundo paralelo que es el real, donde se intenta cambiar las ideas, las reglas, los objetivos e incluso a los ciudadanos. Donde a través del populismo se está creando una narrativa no lineal en la que se intenta desdibujar todo lo que hasta ahora teníamos concebido, aprendido y asumido como realidad. Nos cambian la realidad de las cosas más evidentes, poniendo en tela de juicio las libertades, los derechos adquiridos y todo lo que se asocia a igualdad, justicia y solidaridad.… Leer más...

Publicado en:
Categoría:

La racionalidad en la política.

Si la racionalidad es una actitud del que actúa de acuerdo con la razón y que no se deja llevar por sus impulsos. Podemos afirmar que la racionalidad no existe en la política, o dicho de otra forma, que las ideas son menos importantes que los sentimientos y la pasión. Por eso, algunas veces los políticos se olvidan de las promesas de campaña, lo que necesita la ciudadanía y buscan el argumento de las pasiones: «socialismo o libertad», «comunismo o libertad», «fascismo o democracia». El discurso político se olvida de las ideas, las ofertas se confunden con alertas de miedo. La propaganda ideológica nos trata a todos de inmaduros, por no decir de tontos.… Leer más...

Publicado en:
Categoría:

Desmerecer al adversario condena al fracaso.

Muchas personas intentan basar su triunfo personal, lograr buenos resultados, en desmerecer al adversario. Su incompetencia la intentan suplir en desmerecer los logros y las cualidades de su adversario o adversaria, se les olvida que nunca hay enemigo pequeño. Esta realidad se puede aplicar en todos los aspectos de la vida y por supuesto también en la política. Un ejemplo notorio son las elecciones madrileñas del 4 de mayo, en que Isabel Diaz Ayuso está sufriendo un menosprecio por parte de sus adversarios políticos, pero la que fue la encargada de gestionar la cuenta @SoyPecas, el nombre del perro de Esperanza Aguirre, es la más firme candidata de obtener la presidencia de la Comunidad de Madrid.… Leer más...

Publicado en: