Sumar es combinar dos o más números en un número equivalente, llamado suma y representado por el símbolo +. «Sumar» en política, es la marca política escogida por Yolanda Díaz para poner en marcha su proyecto político para las próximas  elecciones generales. La política es una actividad cuyo objetivo es el de resolver pacífica y democráticamente, los conflictos entre las personas y los grupos humanos. Sumar en política es hablar de victoria o de derrota, donde el enfrentamiento es inevitable, donde lo que uno gane sólo puede proceder de la pérdida de otro. Sumar es unirse para ser más. Toda metodología participativa tienen siempre una base de suma, en las que lo que se persigue: opiniones, propuestas, personas, etcétera. La plataforma que lleva por nombre Sumar servirá para conformar un proyecto político diferente al Unidas Podemos actual.una asociación que lleva por nombre Sumar y que servirá para poner en marcha con diferentes colectivos un proyecto político diferente al de Unidas Podemos actual.

Sin personas no hay sociedad, la suma de personas hace el grupo. La suma del pensamiento individual hace un pensamiento común, social,colectivo, con sus acuerdos y discrepancias. Un grupo no resta el potencial individual y puede multiplicar las fuerzas individuales, para proporcionar nuevas ideas y soluciones. Lo que es una suma puede que sea una suma ponderada, porque cada uno puede aportar algo diferente. Sumar es no descartar a nadie por ser rival o pensar diferente, es convertirnos en habitantes de una misma realidad compleja. Sumar debería ser la “misión” principal en la transformación social y en buscar el acuerdo.

Sumar debería ser algo más que una acción puntual en una circunstancia externa a los individuos de un grupo o sociedad, como en el caso de una catástrofe o de una lucha puntual. Sumar es ayudar a visualizar los conflictos y evitar ser miopes ante las desigualdades. Yolanda Díaz pretende hacer un “instrumento” como proceso de escucha de diferentes sensibilidades, que dará el pistoletazo después de las elecciones andaluzas del 19 de junio. Pero, quizás haya sido tarde y dar la oportunidad a un probable triunfo de la derecha en Andalucía, por no ponerse de acuerdo todas las izquierdas. Sumar en política, no es solo unirse en una formación, sino tener verosimilitud y saber captar la confianza de los votantes. No dar la imagen de que es imposible la unión de la izquierda. Una asignatura que aún se tiene que aprobar, porque no basta con parecer unidos, sobran rencillas en público, que dan un pésimo espectáculo como el gobierno de coalición de Pedro Sánchez, que se le valora más por sus errores y desavenencias, que por sus aciertos.

Porque la discrepancia,  como diferencias de opiniones entre las personas es lógica. La discrepancia es imprescindible para enriquecer el propio pensamiento y como exigencia necesaria para la deliberación. Sumar en política, es ser capaces de estrechar lazos, para lo que piensan diferente sean capaces de encontrar puntos de encuentro. Y, que las discrepancias públicas no sean argumentos para perder anexiones y votos, reforzando los argumentos de la derecha. Cierta parte de esa izquierda debería también reflexionar sobre la utilidad de las trincheras y tener un debate público para no alimentar al populismo. Yolanda Díaz y el resto de partidos, tienen por delante el ser o no ser una alternativa de gobierno o quedarse en una suma de voces discordantes que no son capaces de sumar nada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.