Simulación de anuncio.

A falta de una vacuna, los rastreadores de virus son imprescindibles para controlar la expansión del Covid-19. Al igual que los indios rastreadores del lejano oeste de Estados Unidos, que trabajaban para el ejército, iban por delante de la tropa siguiendo las huellas e indicando el mejor camino para acceder a los territorios ocupados por las tribus indias. Los rastreadores del Covid-19 son los encargados de buscar a todas aquellas personas que hayan estado en contacto con un positivo en el test PCR; a partir de una lista de contactos de riesgo, se encargan de ponerse en contacto con dichos contactos; se les comunica la obligatoriedad de que permanezcan aislados durante 14 días para evitar nuevos contagios. Y, se hace un seguimiento telefónico para confirmar de que cumplen el aislamiento, así como comprobar la ausencia o aparición de nuevos síntomas. El objetivo es contener y aislar el virus, acelerar el aislamiento preventivo y las pruebas PCR para detener los contagios de la Covid-19.

Las CC.AA son las que tienen el control de la pandemia. lo cual permite un control más directo de los brotes locales, son ellas las responsables de tener los rastreadores suficientes, que según recomendaciones internacionales, el número óptimo sería alrededor de uno por cada 5.500 habitantes, mientras que Alemania tiene uno por cada 4.000 habitantes, tres veces más de los que tiene España. Lo cual significa que son insuficientes en España, para poder hacer un sistema de rastreo y para ir cortando los brotes aparecidos. No es un trabajo fácil, depende de la colaboración ciudadana, el repunte de casos de las últimas semanas se debe, en gran medida, a la escasez de rastreadores, sin embargo, parece que las CC.AA han hecho caso omiso de la necesidad de reforzar este servicio.

Hacen falta rastreadores y rastreadoras de virus, como dice en mi anuncio simulado, pero lo grave es que quizás los responsables de sanidad de las diferentes comunidades autónomas aún no se han dado cuenta de dicha necesidad. Sin tener vacuna, el proceso de vigilancia que realizan los rastreadores es vital, junto con la Atención Primaria que detecta los casos con pruebas PCR. Es necesario, rastrear la procedencia de los contagios para detectar posibles brotes. No sabemos si ha llegado una segunda ola o si son unos rebrotes que han dejado de ser aislados. No solo es responsabilidad de los ciudadanos, el poner en riesgo su vida y la de los demás, es responsabilidad de los políticos ser capaces de controlar y poner todos los medios al alcance. Por favor, ¡Comiencen a contratar rastreadores, antes de que sea demasiado tarde!  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.