Cuando pasas de los 60 años comienzas a pensar si cobrarás una pensión pública, si tienes suficiente tiempo acumulado de cotización y sobre todo si la renta mensual que te quede, te permitirá poder sobrevivir. Las pensiones están unidas al concepto de Estado del Bienestar y la protección del ciudadano, un estado de bienestar consiste en darle cosas a la gente, pero puede llegar un momento que el Estado no tenga dinero para afrontar dichos pagos. Los motivos: el descenso de la natalidad, el aumento de la esperanza de vida. La falta de pleno empleo, dificulta el número de afiliados a la Seguridad Social y la precariedad de los trabajos impide tener los años de cotización necesarios para cobrar una pensión.

No sé si nos quedaremos sin pensiones los futuros pensionistas, pero España es un país cuya deuda pública es superior al 100% del PIB y pagar las pensiones significa seguir endeudándose. Se acaba el fondo de reserva para pagar las dos extras anuales y pronto para la totalidad de las pensiones. Las soluciones que nos ofrecen es jubilarnos más tarde, pagarnos una pensión privada, financiar el desfase con más impuestos y algún mal intencionado pensará que morirnos antes. Cuando se iniciaron los sistemas de pensiones en España, la esperanza media de vida era inferior a 50 años, hoy en día supera los 83. Antes había pocas personas que alcanzaban la edad de jubilación, ahora hay muchas que la alcanzan.

Con estas expectativas, los jubilados actuales se movilizan para que sus hijos y nietos puedan tener unas pensiones públicas, dignas y con garantías de futuro. Esa generación de luchadores, nos siguen enseñando a reclamar nuestros derechos, a luchar por lo nuestro. Hoy en Madrid se han manifestado dos columnas de caminantes desde Rota y Bilbao, que han pasado un poco desapercibidos por la violencia en las calles catalanas. Pero, sus reivindicaciones nos afectan a todos: blindar las pensiones como derecho fundamental en la Constitución Española, que se revaloricen por ley as pensiones con el IPC real, que la pensión mínima sea igual al Salario Mínimo Interprofesional, suficientes residencias públicas para la tercera edad y una sanidad pública, de calidad y sin copagos.

El Estado de Bienestar está en crisis, el motivo su financiación. La ideología liberal que no puede financiarse con impuestos ni pagarse con dinero público, piensan que el Estado no debe sufragar lo que una persona pueda conseguir por sus propios medios, es decir privatizar educación, sanidad, pensiones… No podemos dejarnos engañar la bajada de impuestos de la derecha significa reducir nuestro Estado de Bienestar, la bajada de impuestos es para los ricos y los que sufrimos las consecuencias somos los que no somos ricos. Quizás ningún partido nos asegurará el cobrar las pensiones en un futuro, pero seguro que la derecha no hará nada…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *