La moda son las tendencias que tienen las personas a adoptar un determinado comportamiento, estilo o actitud, la mascarilla se ha convertido en un objeto de moda obligatorio, para prevenir la transmisión de microorganismos que se propagan a través del aire. La extrema derecha de Vox, lo utilizó como tendencia, cuando nadie lo hacía, para exhibir banderas españolas y donde la mascarilla patriótica se ha masificado y se ha convertido en moda. La bandera española se ha convertido en una innovación, en una manera de diferenciar los que son más españoles, por su bandera en la mascarilla.

No hace falta respetar los dos metros preceptivos de seguridad, que pautan las autoridades sanitarias, para ver el diverso colorido de las mascarillas, con sus banderas españolas de diversos tamaños que llevan hombres y mujeres. Una manera de mostrar la españolidad entre españoles, porque los que no llevamos mascarilla patriótica, también somos tan españoles como ellos, como ellas. Esas personas que se sienten orgullosas de su bandera y que la lucen de forma llamativa.

La belleza o la elegancia, es un concepto subjetivo, no podemos hablar de mal o de buen gusto en una moda, porque eso dependerá de los criterios estéticos de cada persona. El buen gusto no existe, lo imponen los medios de comunicación, los influencers, los blogueros, las marcas y en este caso un patriotismo ideológico. No podemos hablar de que el concepto estético de llevar un dibujo, un cómic o una leyenda cualquiera en una mascarilla, sea de mejor gusto que llevar una bandera española. Ahí la libertad de cada uno y cada una, de ponerse lo que quieran. Como sujetos establecemos una imagen determinada y eso es parte de nuestra libertad, en la que la diversidad y la pluralidad marcan nuestros gustos y diferencias, donde importan muy poco las cuestiones estéticas y de armonía. 

La bandera de España se ha convertido en una especie de complejo, donde unos se creen con la potestad de adueñarse de un símbolo y otros se acomplejan en mostrarlo.  Pero, lo que está claro es que las banderas dividen, en esta España, en que la bandera española siempre ha estado apropiada por una derecha nacionalista española y antes con la bandera preconstitucional símbolo de una dictadura franquista. Donde la extrema derecha ha tenido la habilidad de crear una tendencia y donde unos se han apuntado a la moda por afinidad ideológica, otros por patriotismo y otros no saben por qué. El compromiso con la patria, no tiene nada que ver con el exhibicionismo, ni con ser mejor ciudadano quien lleva una mascarilla patriótica o peores los que llevamos una simple mascarilla quirúrgica sin banderas. No entiendo que por llevar una bandera, sea uno más o mejor español. De momento, que cada uno, siga la moda que más le guste…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *