desinformación igual a manipulaciónLas noticias falsas están en aumento, cada vez es más difícil, distinguir la información de la desinformación. Podemos luchar contra la propagación de la desinformación con un simple ejercicioLos medios de comunicación no pueden ser libres, ni éticos ni neutrales, porque la ética define lo que es bueno o malo, obligatorio o permitido aplicable a las personas no a las empresas. Y, la neutralidad no está en los principios económicos de una empresa, porque en un medio de comunicación la independencia depende de su accionariado y de los clientes que contraten su publicidad. La desinformación, la manipulación y su autocensura, están al servicio de unos intereses muy concretos, por lo tanto no son libres.

Los medios de comunicación conforman la opinión pública a sus intereses, en todos los temas que tocan, los medios crean desinformación, según la línea ideológica del medio. Se dicen algunas verdades, se callan otras, se ofrecen unos datos y se ocultan otros. Muchas veces se queda todo en lo superficial, en la anécdota, en la cabecera de la noticia o en intentar «convencer» al lector, oyente o telespectador ocultando la realidad y manipulando la verdad.

Aunque tenemos el derecho como ciudadanos a recibir información veraz, a conocer la verdad y por lo tanto a no ser engañados. Está claro que, una información libre y real es difícil encontrarla en un solo medio, solo a través de contrastar los diferentes medios de comunicación con la información de internet, podemos formar nuestra opinión. Todo eso con la desventaja para los medios de comunicación que la publicación de las noticias es antes en las redes sociales, los hechos ocurren en tiempo real: en la información instantánea no se contrastan los datos, se difunden informaciones falsas, se presenta una visión parcial de la verdad, se manipula la afectividad, se cae en el sensacionalismo. Y, además los propios usuarios de la redes, por su necesidad de información, contribuyen a difundir más informaciones falsas, haciendo más difícil encontrar la verdad.

Los medios de comunicación nos intentan adoctrinar, manipular, lavarnos el cerebro masivamente, convertir mentiras en verdades a fuerza de repetirlas una y otra vez… Algunos medios catalanes con una información ideologizada con una visión unívoca de la realidad, enfocados a propagar las aspiraciones nacionalistas y su justificación. Y, otros medios de comunicación nacional con un adoctrinamiento en el odio y la exaltación de un nacionalismo español tapando con la bandera nacional muchos temas como la corrupción, el paro, la desigualdad,… Estamos desinformados, es decir manipulados, no quieren que distingamos las verdades y mentiras de unos y otros, nos arrojan solo sombras. Nos mutilan la libertad de expresión, nos cercenan la posibilidad de defender ideas diferentes, nos pisotean como ciudadanos con esas informaciones parcialmente incorrectas o simplemente falsas. La realidad catalana es diferente, según algunos medios de comunicación catalanes o españoles, parece como si la realidad fuese una ilusión mental que se manipula y se vende según los intereses de cada medio. La desinformación es igual a manipulación…

Un comentario sobre “Desinformación igual a manipulación.”

  1. La estrategia de comunicación del nacionalismo catalán desde los últimos años ha sido propagar las aspiraciones nacionalistas, su justificación y su simplificación de mensajes, como: «Independencia de Cataluña» y «España ens roba» (España nos roba); han convertido manifestaciones multitudinarias en expresiones democráticas y pacificas de «un sol poble» (un solo pueblo, una sola Catalunya) cuando había otra que estaba en su casa; han convertido un referéndum ilegal, con un eslogan: «Votar no es delito», en un acto aplastado por las fuerzas y cuerpos de seguridad de un Estado opresor; han convertido una ilegalidad en una supuesta legalidad; mantiene Carles Puigdemont la presencia y noticia de un Gobern en el exilio con constantes entrevistas a medios de comunicación en Bruselas… Nos repiten hasta la saciedad lo de la unidad española, la bandera española, la huida de la empresas catalanas, el 155, la máxima participación en las elecciones del 21-D… Difícil tener una opinión clara y un voto definido, entre tanta desinformación y manipulación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.