El Ayuntamiento de Madrid ha habilitado este miércoles una página web bajo el nombre de «Versión Original» en la que el ejecutivo de Carmela Carmena pretende desmentir y puntualizar informaciones periodísticas aparecidas en los medios de comunicación. La alcaldesa de Madrid ha defendido esta web que, según sus palabras, busca «mejorar la información» y conocer «el origen de ciertas informaciones inexactas relativas al Ayuntamiento».

No sé si la intención es buena, pero no creo que Carmena pretenda monopolizar la verdad con esta página web. Los medios de comunicación dan una noticia y pueden ofrecer versiones diferentes, los periodistas son los que deben garantizar a la ciudadania el derecho a recibir información libre, pero es el lector el que debe valorar la información que escoge  y le parece más fideligna. Asimismo, el Ayuntamiento de Madrid tiene todo su derecho a dar su opinión de como ha sido transmitida una noticia suya.

No se puede hablar de censura y de pedir el cierre de Versión Original y pretender compararla con el  “Aló Presidente” de Venezuela.como pretende el PP asociando la idea con regímenes totalitarios. Dar una explicación o puntualización de una noticia por la institución que la ha generado debería ser una garantia de veracidad y no entenderse como una “una herramienta de presión y desprestigio hacia la prensa”. La capacidad de rectificar una noticia con una nota de prensa en el medio que transmite la noticia, no puede ser la única forma. El Ayuntamiento de Madrid tiene todo su derecho en rectificar y dar su versión en Madrid VO, Twitter, Facebook y cualquier medio que crea oportuno.

Madrid VO no es una web especial y diferente,existen muchas de ese estilo que corrigen bulos, imprecisiones o simplemente falsedades. Como la que creó Obama en su primera campaña electoral Fight the smears (Combate los rumores) o  la web de la Comisión Europea en Reino Unido, en la que se publican las correcciones de mitos falsos sobre la Unión Europea o aquí en España la UGT con su página Las cosas son como son.
La libertad de expresión está no solo en la libertad de los informadores en decir lo que quieren y como lo quieren decir, está también en que las instituciones tengan el derecho a aclarar sin intermediarios sus propias noticias. En los tiempos de la inmediatez,no podemos dejar el derecho a la rectificación en los tribunales y en las notas de prensa rectificativas. Eso no es censura, porque la censura es impedir la información y estamos hablando de contrastar opiniones,la de los medios de comunicación y la de las instituciones. Lo único que debe aceptar Madrid VO es aceptar comentarios en su web por parte de los que no estén de acuerdo,así la libertad de expresión será total.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.