¿Es Venezuela una democracia? Los criterios para definir a un país como democrático no es una tarea fácil, lo que está claro es que Venezuela puede ser catalogada como una democracia antes de la llegada de Chávez al poder, en su mandato y ahora más recientemente, en abril de 2.013, con un 50,66% de los votos, el oficialista Nicolás Maduro ganó las elecciones presidenciales de Venezuela, aún con quejas de la oposición. Pero, en teoría Venezuela sigue siendo una democracia, con falta de libertad de expresión, con miembros de la oposición en la cárcel y donde el gobierno electo viola las reglas de juego democrático a su conveniencia.

Desde la aparición de Podemos, parece que hay un interés en demonizar a Venezuela y más concretamente a su gobierno, convirtiéndolo  en noticia permanente y haciendo una permanente intromisión política. Hay innumerables países no democráticos como Rusia, China, Egipto, Marruecos, Cuba, Colombia o México que no se mencionan permanentemente porque los miembros de Podemos, no han realizado ningún tipo de trabajo para ellos.

Felipe González, expresidente español, ha intentando sumarse como abogado a la defensa de los opositores López y Ledezma, presentándose como defensor de “la democracia y la libertad.” en su viaje a Venezuela. Pero, debemos mostrar respeto al ordenamiento jurídico venezolano y no hacer intromisión, porque las detenciones de Leopoldo López y Antonio Ledezma no las ordenó Nicolás Maduro, sino un fiscal.

La llegada de González a Venezuela ha sido interpretada como una intromisión diplomática, ha sido respondida desde el chavismo con una campaña de repudio y tuvo que marcharse de Caracas el martes en un avión del gobierno colombiano al no ser autorizado, ya que no obtuvo los permisos para entrar a la cárcel ni tampoco para participar de la vista a la que se enfrentaba Leopoldo López, acusado de incitación a la violencia.

El expresidente en su regreso a España ha hecho alusión a Podemos como monaguillos de Maduro, el adalid de la democracia, no sabemos si le ha preocupado más la falta de libertad de Venezuela o insinuar que Podemos sea un partido de izquierda bolivariana y peligroso para la democracia española. Pero, como contrapartida el PSOE necesitará a Podemos para poder gobernar en ayuntamientos y comunidades autónomas, gracias a los votos de las españolas y españoles que votaron a Podemos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.