Barcelona aparte de ser la ciudad que me vio nacer, significa para mi una ciudad de libertad, democrática, multicultural, cosmopolita, bohemia, solidaria, de convivencia e integración, rupturista y tradicional a la vez. Medieval, judía, gótica, portuaria y de montaña, desordenada como El Raval y ordenada como el Eixample, olímpica y moderna, vinculada a la producción cultural y artística tanto del catalán como del castellano. Con la vida en sus calles, como la Rambla, Plaza Catalunya y el mercado de la Boquería. Con barrios residenciales con un gran poder adquisitivo (Pedralbes, Sarria, Gràcia)  y otros barrios más populosos como Nou Barris, Sant Martí o el Raval.  

En Barcelona hay de todo, como en todas las ciudades, grandes y pequeñas: hay dinero y pobreza, gente con trabajo y otros que malviven en las calles, gente agradable y desagradable. Generalizar es equivocarse siempre, por eso no hay solo una Barcelona, hay muchas. Dependiendo del barrio, de la situación, de la temporada, del número de contingentes empleados en la vigilancia y seguridad, de la afluencia de turismo y de otras muchas circunstancias.

La seguridad ciudadana y los posibles brotes de violencia son responsabilidad del Ayuntamiento de Barcelona.y de la Generalitat de Catalunya, ellos deben de  poner todos los medios para solucionar y que no se vuelvan a repetir. Pero, hay los que hay, ni menos ni más, y por más veces que se repita una noticia, no significa que sea uno nuevo. Eso no significa que no se le dé la importancia que tiene y que la obligación de las Administraciones es velar por la seguridad de todos los ciudadanos y ciudadanas, ofreciendo una buena imagen de la ciudad de Barcelona.

Se puede admitir que los brotes de inseguridad, se utilicen de forma partidista,para atacar la gestión del Ayuntamiento de Barcelona y de la Generalitat de Catalunya, puede considerarse dentro de lo normal del juego político. Pero, lo que es inadmisible es utilizar el nombre de Barcelona y la posible crisis de seguridad, para crear una sensación de falsa seguridad en la ciudad.

Cuando el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ayer domingo en un acto del partido en Ávila, afirmaba que:  «Queremos que se pueda ir por Barcelona sin que te acuchillen por la calle y sin que haya una alcaldesa que no haga nada». Por favor, eso no es referirse a una supuesta inseguridad ciudadana es atacar a una Ciudad que recibió el año pasado 15,8 millones de turistas, 12 millones procedentes de fuera de España. Es atacar a la hostelería, a la restauración, al comercio y en definitiva a toda una ciudad, ofreciendo la imagen de una ciudad sin ley, con falta de seguridad.. 

Se equivocan señores y señoras del PP y de Ciudadanos, se equivocan los medios de comunicación que crean un falso sensacionalismo con sus criticas y sus afirmaciones atacando a una ciudad, creando una mala imagen de Barcelona y de una falsa crisis de inseguridad. Si creen que esa es la forma de ganar votos en Barcelona y en Catalunya, o de ganar audiencias, se equivocan, pero todo el mundo se puede equivocar…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.