Vacunar en España no es obligatorio para los niños, pero las autoridades sanitarias recomiendan la administración de vacunas que se administran entre los 0 y 14 años de edad para garantizar que se generen anticuerpos. Vacunas recomendadas que se administran bajo la cobertura del Sistema Nacional de Salud, que son gratuitas y que ayudan a prevenir enfermedades muy graves, e incluso mortales en algunos casos. Como la vacuna antihepatitis B, difteria, tétanos, tosferina, la antipoliomielítica, sarampión, rubeola y parotiditis, la del papiloma humano, … Vacunas para que los niños se mantengan sanos, que los padres y madres hemos aceptado con la mayor naturalidad. Ahora, toca vacunar a los niños del Covid-19 por su bienestar y no debería haber polémica. Las vacuna contra el Covid-19 es segura y eficaz que ha funcionado en los adultos y ahora en los niños debe funcionar incluso mejor, por tener un sistema inmunológico más eficiente.

La decisión de vacunar a los niños, es porque siempre es mejor prevenir una enfermedad que tratarla después de que ocurra. Lo tenemos que hacer por su bien y por el de todos. La vacunación contra las enfermedades de la infancia es uno de los mayores éxitos de la medicina y también lo tiene que ser en esta pandemia del coronavirus. Lamentablemente, la desinformación, los rumores y las informaciones erróneas pueden propagarse en cuestión de minutos a través de las redes sociales, estimular y reforzar un negacionismo a las vacunas, y en especial las vacunas para los niños. Porque hay progenitores que se niegan a vacunar a sus hijos. Por suerte en España, la mayoría estamos a favor de las vacunas y debería ser un objetivo a cumplir antes del inicio de las clases, después de las fiestas navideñas.

Millones de personas en el Tercer mundo no tienen acceso a cuidado sanitario, medicamentos y vacunas disponibles en los países desarrollados. No podemos olvidar que deben vacunarse todos los niños y mayores de todo el mundo, si realmente queremos acabar con esta pandemia y el surgimiento de nuevas cepas. No se está cumpliendo el objetivo de asignar a cada país las vacunas correspondientes, la responsabilidad del mundo desarrollado es asegurar que las vacunas de la COVID-19 lleguen a todos los países del mundo, incluyendo a los que no tienen recursos para adquirirlas y administrarlas por sí mismos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *