Un minuto de silencio es una expresión de laicismo, en vez de la acción de rezar para los creyentes. Es un testimonio de solidaridad, una expresión de dolor, una forma de repulsa, una manera de tener cercanía con las víctimas. No es la primera vez que no se respeta un minuto de silencio, por desacuerdo o como repulsa. Un minuto de silencio es una muestra sobre todo de respeto. El martes en la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados, se disponía a guardar un minuto de silencio por las víctimas de violencia machista en España en los últimos días. Cuando la representante de Vox Lourdes Méndez Monasterio, trasladaba la negativa de su grupo a guardar este minuto de silencio, en su línea de negar la violencia machista que sufren las mujeres.

No es la primera vez que Vox se niega a guardar un minuto de silencio, como por ejemplo en el Día internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se celebra cada 25 de noviembre. Donde la ultraderecha se desmarca del consenso institucional y según ellos «condenan todo tipo de violencia contra la mujer» pero rechazan que exista el «concepto» de «violencia de género». Y, por tanto, rechazan todos los actos, leyes o acuerdos a favor de las mujeres. Defienden el concepto de «violencia intrafamiliar» que, a su juicio, existe en el ámbito doméstico y la familia, afectando a hombres, ancianos o niños. Culpabilizando al feminismo de lesionar derechos fundamentales como la presunción de inocencia y la igualdad de todos los españoles ante la ley.

La ultraderecha reclama al resto de partidos que asuman que las políticas de género están siendo un «fracaso» para proteger a las mujeres. Los que se niegan a guardar un minuto de silencio por los asesinatos machistas, pretenden derogar la Ley de Violencia de Género y sustituirla por una Ley de Violencia Intrafamiliar, que según ellos, proteja a todos. ¿Qué personas hay detrás de la negativa a aceptar que existe la violencia machista ? Intentan manipular a la ciudadanía, con conceptos como la dignidad, la igualdad entre hombres y mujeres, la criminalización de los hombres, el atentar contra el principio de presunción de inocencia. Evitando decir que ha habido 1.092 víctimas mortales por Violencia de Género desde el 1 de enero de 2003 hasta el día de hoy. ¿Tanto cuesta guardar un minuto de silencio, por respeto?

Un minuto de silencio, por favor: por todas las mujeres, niños y niñas asesinados por violencia machista; contra estos agresores que cuando creen que pierden el control o perciben que lo pierden recurren a la violencia; contra toda discriminación, control, retención y sometimiento a las mujeres; contra la violencia psicológica; contra el silencio y la complicidad de los que no denuncian; contra la violencia sexual; a favor de poner solución con medios y recursos para evitar nuevos asesinatos machistas. Donde el confinamiento por el coronavirus, ha ocultado la cifra de asesinatos machistas, porque las restricciones han facilitado la dominación de los agresores. Eso no significa que haya habido menos violencia machista, sino que la imposibilidad de la movilidad, ha servido para perpetuar la dominación, control y violencia psicológica de los hombres hacia las mujeres. ¿Por qué niegan la verdad o simplemente se niegan a verla?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.