Hay una frase de Horacio que dice. «Lo que hace falta es tratar de someter a las circunstancias, no someterse a ellas». Después de diez meses de Gobierno en funciones en medio de un absoluto bloqueo político con doble cita electoral el 28-A y el 10-N, sobrevolando la sombra del ‘tamayazo», las presiones para cambiar el sentido de su voto a determinados partidos, el apoyo de partidos nacionalistas y con una exigua diferencia de 2 votos y 18 abstenciones, se consiguió la investidura de Pedro Sánchez como Presidente del Gobierno y la formación del primer gobierno progresista en coalición de la actual democracia. Todas las esperanzas depositadas en dicho gobierno, no pueden desmoronarse por culpa de las circunstancias.

La derecha y la ultraderecha se han esforzado desde el minuto uno de la investidura y también antes, de buscar la confrontación permanente; recordar que este gobierno es a fuerza de repetirlo una y otra vez, un gobierno que carece de legitimidad; que ha cedido ante los separatismos nacionalistas y el «comunismo bolivariano» de Unidas Podemos. Ahora, parecen los culpables de la epidemia del coronavirus, de la crisis sanitaria, de la lentitud y falta de medidas, de la crisis económica… Y, aún aceptando que cometen errores, el que no se equivoca es el que nunca hace nada.

Este gobierno ha optado por defender los derechos sociales, al contrario que en la crisis económica de 2008, que se apostó por defender los intereses de la banca. Tendrán la oposición de los partidos conservadores, de todos los poderes mediáticos: de las patronales, de la banca e incluso de la jerarquía de la iglesia católica. Tienen la obligación con todos nosotros de «tratar de someter a las circunstancias, no someterse a ellas», en un escenario de desaceleración e inestabilidad económica. Según datos de hoy del BBVA Research, prevé que la economía española se contraiga este año un 8% y que la tasa de paro supere el 20 % como resultado del impacto de la pandemia del Covid-19. Y, el Banco de España espera una caída del PIB entre el 6,6 % y el 13,6% ¿Alguien lo supera….?

Este gobierno no puede hacer unos nuevos Pactos de la Moncloa, no puede aunar fuerzas con el Partido Popular, porque esto supondría la ruptura del gobierno de coalición. Iglesias nunca aceptaría los acuerdos económicos y sociales con el Partido Popular. El resto de partidos que apoyaron la legislatura, tienen también sus dudas de unos posibles pactos. Solo le queda al gobierno resistir o estamos abocados a unas nuevas elecciones y al riesgo que gane la derecha junto con la ultraderecha. Ese sería el peor de los escenarios que nos podrían someter para salir de una crisis económica…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.