Ser diferente es un derecho como persona, no es provocar, es parte de la libertad de expresión de cada uno, consiste en proteger la opinión de todos y no censurar las ideas contrarias a las nuestras. A mi no me gusta pensar que el partido Ciudadanos vaya a Euskadi a provocar, igual que no pienso que un escote o una falda corta sea una provocación cuando una mujer decide ponérselo. Porque por mucho que a algunos les duela, la libertad de expresión consiste en proteger la opinión de todos y no censurar las ideas contrarias a las nuestras. Aunque no entiendo lo que busca Ciudadanos en Euskadi, hablando de su oposición al cupo y al concierto económico, sacando banderas españolas hasta la extenuación… No sé lo que buscan, pero votos en Euskadi así no los obtendrán, a lo mejor todo esto, solo sirve para ganar votos en otros sitios…

Ser diferente no significa censurar las ideas contrarias a las nuestras, no contribuye a la construcción de una sociedad, todo el mundo tiene derecho a la libertad de expresión, a decir lo que quiera a los demás, pero no a la descalificación mutua. Ciudadanos ha decidido, hoy domingo, ir a Errenteria con su denominada Caravana por la Libertad, con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera y su candidata a las europeas, Maite Pagazaurtundua. Un acto político, en el que los manifestantes abertzales han intentado con insultos y una cacerolada, boicotearlo en todo momento.

La descalificación mutua entre competidores políticos, el frentismo, la falta de respeto, la ausencia de debate de ideas y proyectos, el buscar la priorización de las emociones sobre la razón y los argumentos parecen los únicos objetivos de nuestros políticos. Ahora, parece que algunos partidos políticos, buscan el enfrentar a los españoles, en confrontar regiones con la única excusa de la unidad de España. El costo de hacer política no puede ser hacer violencia, crear enfrentamiento.

Rivera tiene el mismo derecho que los manifestantes abertzales a expresar su opinión: unos con las ideas constitucionalistas de Ciudadanos y los otros con poner lazos amarillos, ikurriñas y pancartas en favor del acercamiento de los presos de ETA a Euskadi.Todo el mundo tiene derecho a la libertad de expresión, pero sin provocar, sin olvidar el respeto y evitando el frentismo. No se puede promover el odio, la violencia y la segregación, ni de un lado, ni del otro. No sé si a algunos políticos les gusta provocar, si buscan con sus comentarios y reacciones incitar a sus correligionarios, si simplemente buscan dividir o lo que es peor buscan solo el voto. Lo que tengo claro es pensar diferente no es provocar…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *