La confusión en política no es derechas ni de izquierdas, pero muchos son los que emplean la política de la confusión para distraer, para manipular, para tergiversar un tema aunque sea evidente. Vox, presentó sus propuestas para la investidura del presidente de la Junta de Andalucía, entre ellas negando la violencia machista. Aunque el año 2018 ha finalizado con 47 mujeres asesinadas por sus parejas o ex parejas en España, según el Ministerio de Igualdad, en total 976 feminicidios desde el 1 de enero de 2003, cuando se empezaron las estadísticas.

Y, lo paradójico es que la extrema derecha entra en un negacionismo de la violencia hacía las mujeres, en la confusión y en la mentira, que afecta a las mujeres por el mero hecho de serlo. La violencia de género ha trascendido de puertas a fuera, se ha dejado de invisibilizar y de tapar un tema, en el que los hombres intentan dominar por la fuerza a las mujeres para que reconozcan su inferioridad y dependencia. Pero, parece que la política de la confusión de la derecha es omitir la palabra género y pretender que toda violencia es igual, impidiendo que la violencia de género sea combatida eficazmente.

Ninguna mujer es responsable de ser víctima de maltrato, ni nunca es justificado el uso de la violencia, ni podemos mezclar conceptos como la violencia doméstica con la violencia de género y mucho menos negarla e intentar confundirnos. La extrema derecha intenta hablarnos de violencia doméstica,que es la que se produce en el hogar y la que puede ejercer y sufrir cualquiera de los miembros del núcleo familiar. Negando la violencia de género que es la que se produce contra la mujer por el hecho de serlo, en cualquier ámbito de la vida pública.

El gran objetivo de la extrema derecha es la derogación de la Ley contra la Violencia de Género y enmascarar la violencia machista, con el resto de violencias, las supuestas denuncias falsas por parte de las mujeres y las subvenciones recibidas. Todo vale para confundir: atacar al feminismo, el partidismo político y todas las mentiras para conseguir un rédito electoral por parte de esos hombres,incluso mujeres que niegan una evidencia, que vemos todos menos ellos. Para los hombres todos los derechos, pero ni uno menos para las mujeres…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.