El pacto es la forma en que aún reconociendo la disparidad y el desacuerdo entre las partes, son capaces de buscar unas formas de no ganar ninguna de las dos y de no perder demasiado ninguna. Negar las diferencias solo lo hacen los regímenes totalitarios, pero la democracia es un sistema que permite la vida en común, aún pensando diferente, por eso el pacto es una forma de dar consistencia a la democracia y por tanto a la convivencia. La aparición de nuevos partidos políticos ha aumentado la fragmentación del voto, y la consecuencia de ello es que la formación de gobiernos pasa por pactos de investidura o de coalición entre distintos partidos. Los ciudadanos y ciudadanas no se equivocan cuando votan, su voto es libre y por tanto los votos expresan su opinión. Los políticos son los que deben de hacer su trabajo. 

La democracia española se ha basado en el principio de la mayoría, y para ello se recurrió a sistemas electorales que lo favorecieran, pero se han acabado las mayorías. El consenso es cada vez más difícil de alcanzar en sociedades plurales y tan divididas en tantos partidos políticos, por eso es necesario negociar para alcanzar un pacto de investidura por mayoría absoluta. Hoy era imposible y entraba dentro de todos los cálculos. Lo que quizás no entra dentro de lo normal, es todo lo que se ha dicho en el Congreso de los Diputados, sobre la liquidación de la democracia española, sobre la legalidad democrática, la ruptura de España, en contra de la Constitución, venderse a los partidos nacionalistas, sacar de nuevo a ETA y el terrorismo… Todo crispación, ataques, recriminaciones a Pedro Sánchez como candidato a la presidencia del Gobierno de España y un bloqueo por parte de la derecha que parece no aceptar que el PSOE haya ganado las elecciones y que eso sea motivo suficientes para que Sánchez se convierta en presidente. No se puede atacar una abstención de ERC y no facilitar la abstención por parte de los autodenominados partidos constitucionalistas.

Como estaba previsto han votado si: PSOE, Unidas Podemos, PNV, Más País, Compromís, Teruel Existe, BNG y Nueva Canarias. Han votado no: PP, Ciudadanos, Vox, la CUP, Foro Asturias, JxCAT, UPN, Coalición Canaria y Partido Regionalista de Cantabria. Y se han abstenido ERC y EH Bildu. Era necesario lograr 176 votos, mayoría absoluta y se ha quedado en 166 síes frente a 165 noes. Este resultado le garantiza salir elegido el martes, cuando es suficiente una mayoría simple. Ahora, solo falta esperar para que el pacto de investidura fructifique o nos esperan unas terceras elecciones…

Un comentario sobre “Pacto democrático para una investidura.”

  1. A veces siente uno vergüenza ajena, cuando se escucha a los representantes que hemos votado, me refiero a los señores y señoras diputados y diputadas del Congreso, esas personas que se supone han escogido ser políticos para cambiar y mejorar nuestro país. Que han prometido o jurado la Constitución, que como personas demócratas se les presupone una educación y el respeto hacia los demás. Hombres y mujeres que se comportan como un hooligan, que hacen ruido, que no respetan el turno de palabra, que se olvidan que son nuestros representantes porque nosotros les hemos votado.

    Nos faltan el respeto a todos nosotros, se olvidan de que están en el Congreso de los Diputados, no son ejemplo ni para nosotros ni mucho menos para nuestros hijos. Adoptan un lenguaje de taberna, con un exceso de teatralidad. Hablando con una mezcla de rencor y de rabia, de frustración y de agresividad, empleando un lenguaje guerracivilista. Y, lo que es peor olvidando, la lealtad que deberían de tener todos los partidos políticos en temas tan importantes como el terrorismo, y su empleo zafio en una investidura.

    Después de ocho años del fin de ETA, la derecha ha acusado al candidato socialista de no defender a las víctimas del terrorismo y de ceder ante ETA por haber aceptado la abstención de Bildu. Se quiere generar bronca, reprocharse mutuamente y olvidarse del dolor de las victimas y familiares. Es vergonzoso utilizar el terrorismo para atacar al candidato a la presidencia, tan osado como afirmar que la abstención de unos y el voto afirmativo de otros convierten a Pedro Sánchez en un presidente ilegitimo…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *