La Navidad no es solo una fiesta cristiana, es una tradición secular convertida en norma social para creyentes y no creyentes. Se ha convertido en algo que va más allá de lo religioso, mezclando lo comercial y valores como la familia, el reencuentro y los niños. La Navidad española no dista demasiado de otras navidades en otros países: decoración de calles y viviendas, intercambio de regalos, comidas familiares y un cierto espíritu navideño cargado de mucha hipocresía, que lo inunda todo. Además, de unas fechas en que la locura de las compras, parece haber cambiado su sentido religioso.

No es cuestión de debatir si Jesús nació el 25 de diciembre, lo más importante es que parece que todo el mundo coincide en que es tiempo de paz y buena voluntad, que se supone que es para lo que vino el hijo de Dios a la tierra. Ahora, resulta que la Navidad también es un tema que interesa a los políticos, que es una manera de demostrar nuestra españolidad. Ya no importa si eres ateo, judío, musulmán o hindú, si somos españoles celebramos la Navidad. Por lo tanto, la Navidad es española y a quien no le guste, que se aguante.

Las nuevas bases ideológicas del PP, reivindican la Navidad, la caza y los toros como símbolo de la tolerancia en nuestro país. Según Teodoro García Egea, secretario general del PP, defiende las tradiciones españolas: «Porque nosotros celebramos la Navidad, ponemos el belén, ponemos el árbol, celebramos nuestras tradiciones, nuestra Semana Santa y nos sentimos orgullosos. Y a quien no le guste, ¡que se aguante! ¡Porque nosotros somos españoles y celebramos la Navidad y la Semana Santa!…»

Ahora, los buenos españoles son los que celebran la Navidad, los que no la celebran son malos españoles. Menos mal, que se les olvida que este país es aconfesional, según la Constitución Española. Es decir, que no hay ninguna religión oficial en España, que nos obligue a celebrar la Navidad por ser españoles. Mal vamos, si diferenciamos entre buenos y malos españoles, por seguir unas tradiciones o no.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.