enigmasLos enigmas son cosas que tienen un significado o un sentido oscuro, oculto, misterioso, ambiguo, malicioso, para que sea difícil entenderlo o interpretarlo y que es difícil descubrirlo. La política es como ese clásico de los juegos de mesa de detectives y misterio, que se llama Cluedo, donde hay personajes misteriosos, lugares donde investigar y diferentes formas de jugar, donde hay que averiguar tres hechos principales de un asesinato: el asesino, la ubicación del asesinato y el arma homicida. Las cloacas del Estado son su principal escenario, donde las actuaciones mafiosas del Estado, independientemente del partido que gobierne, intentan conseguir unos resultados al margen de la Ley, que deberían ser investigados y castigados con todo el peso de la justicia.

Durante el periodo 2012-2016, ha existido una policía política, que supuestamente ha espiado desde opositores políticos a una operación para sustraer información sensible al extesorero del Partido Popular Luis Bárcenas que pudiera perjudicar a altos cargos de este partido político. Es decir, se han hecho actuaciones supuestamente ilegales, con herramientas y dinero del Estado, a beneficio del partido político que tenía la mayoría absoluta. El Caso Kitchen es un caso de abuso de poder, atacando las bases más esenciales de la democracia, con fondos públicos y siendo cómplices de la corrupción de un partido político, con la complicidad de algunos medios de comunicación, con el único interés de vender un patriotismo que solo pretende intoxicar y desestabilizar el Estado.

Estamos hablando, como el caso Watergate, que provocó la única dimisión en la historia del presidente de Estados Unidos Richard Nixon, que se refería a la entrada ilegal de cinco personas en el cuartel general del partido Demócrata, de un robo de documentos.  Estamos hablando de espionaje en España, de supuestamente, utilizar todos los medios de las cloacas del Estado para conseguir documentos del extesorero del Partido Popular, donde la Fiscalía cuenta con mensajes de Francisco Martínez, exsecretario de Estado de Seguridad, donde asegura que: «Mi grandísimo error en el ministerio fue serle leal a miserables como Jorge, Rajoy o Cospedal. Y de eso, afortunadamente, tengo todo muy claro y muy fácil de probar».

La causa puede implicar al entonces ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, por tener un «conocimiento en detalle» de la operación Kitchen para sustraer documentación comprometida del extesorero del PP Luis Bárcenas, a la  exsecretaria general del PP María Dolores de Cospedal e incluso al entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Existen todos los enigmas de otras operaciones de espionaje y de aportación de pruebas falsas con las que incriminar a dirigentes de ERC, CDC o Unidas Podemos. Pero, en especial la operación Kitchen, la operación de espionaje a Luis Bárcenas, con la ayuda del excomisario José Villarejo, es algo muy grave en contra de la democracia y el Estado de Derecho. 

Todos los enigmas de las operación de la operación Kitchen, se juntan con el caso Gürtel, sobre la caja B del Partido Popular, en el que se tenía que averiguar la veracidad de los apuntes del extesorero Luis Bárcenas y buscar indicios documentales que nutrieran los posibles cohechos. Pablo Casado hoy martes, ha eximido la responsabilidad de los hechos investigados en el caso Kitchen con la actual dirección del PP, situándose como un diputado más por Ávila en el período que revisa la Justicia. Esa es la manera, que tiene el Partido Popular, de no romper con un pasado oscuro y de seguir atacando a los demás, para evitar que hablen de ellos. Aquí no dimitió el Presidente del Gobierno, como en el caso Watergate, aunque perdió la moción de censura, ahora solo hace falta justicia…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.