Las enfermedades de la pobreza no son dolencias emergentes o nuevas, son: la tuberculosis, la malaria, el paludismo, dengue, enfermedades hemorrágicas virales y la malnutrición.Todas esas enfermedades, excepto el VIH, estaban ahí hacía tiempo. Son las enfermedades que están en esa parte que denominamos Tercer Mundo, que por falta de recursos económicos,falta de salubridad, diferentes costumbres y religiones siguen matando a millones de personas cada año. Los países ricos ya no podemos ignorar por más tiempo a dichas enfermedades, aparte de los problemas cardiovasculares, el cáncer y el tabaquismo que padecemos en el Primer Mundo existe el riesgo de transmisión de las enfermedades de la pobreza debido a la movilidad de la población,elemento básico y componente fundamental de la rápida expansión del proceso de globalización.

La industria farmacéutica, sus patentes y derechos de propiedad intelectual constituyen otro factor relevante, según la OMS, la industria farmacéutica destina 13 veces más dinero para investigar en medicamentos contra las enfermedades cardiovasculares que contra las enfermedades tropicales.Las enfermedades del Primer Mundo interesan más a los laboratorios farmacéuticos, porque de allí obtienen el dinero para pagar sus costosas investigaciones…El Tercer Mundo no tiene dinero, por lo tanto no interesa. Buscar una solución a las enfermedades de la pobreza, es un problema de valores y principios, es un problema de ética o mejor dicho de bioética, una forma de fomentar el debate y el diálogo interdisciplinar entre la medicina, la filosofía y la ética por parte de los gobiernos de los países más desarrollados. No podemos aceptar la injusticia como diferencia, porque todos somos seres humanos e iguales. Cada vez hay más pobres y solo nos preocupa la noticia cuando nos afecta en la cercanía y los medios de comunicación nos repiten hasta la saciedad el riesgo de contagio en España.

Estamos preocupados por el actual brote de ébola en África,desde la aparición del virus en diciembre del 2.013:9.000 casos de contagios y 4.447 de fallecidos, con una tasa de mortalidad en una media del 70%, pero hay que recordar que, en sólo año, y sólo en África subsahariana, mueren más de un millón de personas por el sida, medio millón debido a la malaria y millares por una simple diarrea. ¿Por qué las enfermedades de la pobreza solo son noticia cuando llegan al primer mundo? Portadas de periódicos, páginas web, programas de radio,debates políticos, redes sociales… ¿Por qué no es noticia que el hambre mata en el mundo a más personas que el sida,la malaria y la tuberculosis juntos? Todas esas personas, tienen familia, amigos,hijos…No los conocemos, son personas anónimas pero lo que no pueden sernos es indiferentes porque están lejos y son pobres.

Un comentario sobre “Las enfermedades de la pobreza.”

  1. El pasado 6 de octubre, se produjo el primer caso confirmado autóctono del virus del Ebola (EVE) en España, este es el primero de transmisión de persona a persona fuera de África. La paciente, es una auxiliar de enfermería, que se ha contagiado de ébola en el Hospital Carlos III. El ébola ha llegado a España en un traslado de dos religiosos, que se habían infectado cuidando enfermos en África. Ambos fallecieron. Fue durante la atención al religioso Manuel García Viejo, que al ayudar a limpiar su habitación, fue cuando Teresa Romero se contagió, las causas se desconocen.

    Esta crisis sanitaria es el ejemplo de lo que no se debe hacer: falta de información, de coordinación, de protocolos y sobre todo de medios. En España, no hay ninguna unidad de aislamiento de alto nivel. Nos hemos convertido en noticia mundial y nuestro Sistema Nacional de Salud, probablemente uno de los mejores del mundo, a pesar de los recortes, se ha demostrado que es vulnerable. A partir de este momento saltan todas las alarmas y comienza a notarse la improvisación por parte de la clase política. El évola ha dejado de ser un problema en la «lejana» África a serlo en España

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *