La igualdad de oportunidades significa que exista una verdadera justicia, que la Igualdad sea lo opuesto a la desigualdad, que todos seamos iguales, aunque unos sean más iguales que otros. Igualdad de oportunidades, es que la gente corriente que comete un delito, se les exija saldar su deuda con la sociedad. Pero, también, que los banqueros, políticos, de familia o sobrevenidos que roban a manos llenas, no tengan impunidad. 

La justicia no ha sido creada para atenuar las desigualdades y buscar la igualdad, la justicia da menos a quien menos tiene y más necesita y por el contrario da más, al que más tiene y menos necesita. La igualdad ante la ley, es una pura entelequia, muchas veces por falta de independencia y autonomía, otras por falta de recursos materiales y humanos y otras por su politización. Diseñada para proteger los intereses de los ricos, castigar a los pobres y a los que protestan o son críticos con el régimen.

El Tribunal Supremo ha condenado a cinco años y diez meses de prisión al esposo de la Infanta Cristina y cuñado del rey Felipe VI. Una sentencia que supone una rebaja de cinco meses con respecto de la pena que le impuso la Audiencia de Palma. La absolución de Cristina de Borbón, anula su responsabilidad por los delitos fiscales como responsable civil a título lucrativo por un delito de malversación de caudales públicos y fraude por los que se condenan a su esposo.

Un caso en la que la Casa Real se ve salpicada por la corrupción y que aprovecha para sostener su “respeto absoluto a la independencia del Poder Judicial”. Urdangarin podrá, a los dos meses de ingresar en prisión, optar al tercer grado y podrá pedir la libertad condicional anticipada, antes de cumplir los cuatro años de prisión o pedir el indulto, aunque eso no le asegura, de momento, librarse de ingresar a prisión.  

La igualdad de oportunidades en la justicia, tiene entre los imputados por corrupción; por desfalco de dinero público; independentistas por rebelión y malversación; imputados y multados por “injurias a la corona”; por «enaltecimiento de terrorismo»; por «violencia de género» o por «delitos comunes… La oportunidad de que todos sigamos confiando en que la justicia es igual para todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.