Tras cuatro años de Gobierno del PP en mayoría absoluta, la duda era ganar con o sin mayoría. Lo cierto es que el PP ha ganado las elecciones aunque necesite de los demás para seguir gobernando. El bipartidismo tradicional del PP y el PSOE con mayoría absoluta necesitan la coalición con otros partidos. Siguen ganando aunque los dos partidos: el PP y el PSOE sean responsables de la crisis, los recortes y de la pérdida de calidad de vida de muchos españoles y españolas, han seguido siendo muy votados.

España se ha recuperado, aunque la crisis sigue en muchos hogares. Nuestra situación ha mejorado, con la ayuda de un petróleo barato y una Comisión Europea menos estricta con el calendario de reducción del déficit. Sin embargo seguimos sin creación de empleo, se mantiene la precariedad, la deuda pública sigue aumentando y cada día hay más desigualdad. El bipartidismo se ha acabado, los votantes están hartos de promesas incumplidas, de corrupción y de recortes, por eso buscan en los nuevos partidos una nueva política basada en el diálogo y las coaliciones entre partidos.

Ganar unas elecciones, no significará gobernar a partir de ahora. El control entre partidos debe de ayudar a que las promesas electorales se cumplan. Que se busquen consensos en las pensiones, la sanidad, la educación, la lucha contra la corrupción, la independencia judicial, la falta de democracia, las puertas giratorias y los privilegios.… El cambio debe llegar entre una gran coalición de PP-PSOE-Ciudadanos o una coalición progresista de izquierdas. Los ciudadanos han votado, ahora la misión de los políticos es llegar a acuerdos y coaliciones para formar un gobierno. Las mayorías absolutas se han acabado.  

La regeneración política es necesaria, los partidos políticos deben demostrar que ha entendido el mensaje de la ciudadanía y comenzar una legislatura que siente las bases de un cambio necesario. Rajoy tiene complicada su investidura y no suma con Ciudadanos. Sánchez tiene que elegir entre permitir que gobierne el PP o pactar con Podemos. Ahora, ganar no es suficiente, porque hace falta el acuerdo de más de tres partidos para llegar a los 176 escaños de la mayoría absoluta…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.