El feminismo tiene que luchar por los derechos de todas las mujeres, un feminismo que defienda la igualdad y visibilice a todas las mujeres sin distinción de su etnia, situación económica u orientación sexual. El feminismo tiene que luchar por conseguir una sociedad igualitaria, inclusiva, diversa y justa. Tiene que ser un feminismo de clase, por una equiparación con los hombres, rompiendo los techos de cristal de las mujeres. Pero sin olvidar que hay muchas mujeres marginadas no solo por ser mujeres, el feminismo tiene que agrupar a todas las mujeres y reconocer su diversidad. No podemos hablar de igualdad, no es feminismo sino es para todos y todas. No podemos hablar de feminismo, pensando solo en el género, olvidando la etnia y la clase.

Porque hay mujeres blancas, negras, gitanas, migrantes, ricas y pobres, trabajadoras y paradas, heterosexuales, lesbianas y transexuales. El feminismo es el que nos recuerda que hay mujeres marginadas por problemáticas sociales, por la diferencia en el color de la piel, en el lugar de nacimiento o la elección sexual que pueden ser el motivo de la opresión o la desigualdad. No hay nada peor: que ser mujer, pero además ser pobre; ser mujer y ser inmigrante; ser mujer y no ser blanca; ser mujer y ser lesbiana…

El feminismo tiene que ver mucho con la lucha de clases, por la lucha por la igualdad, porque el patriarcado y el capitalismo, han impuesto una discriminación entre hombres y mujeres, asignando a las mujeres las tareas menos reconocidas y más sacrificadas, aunque totalmente imprescindibles para que la sociedad siga avanzando. Las mujeres dependiendo de su clase, de su etnia u orientación sexual han tenido que ser más calladas, sumisas y obedientes ante el machismo y el capitalismo. Las mujeres sufren de una doble explotación. 

Si parte de las mujeres son explotadas en el trabajo, no tienen posibilidades de conciliar, tienen contratos precarios, mal remuneradas, sin posibilidad de promocionar profesionalmente. Otras no tienen ni voz ni voto, ni siquiera derechos como ser humano; necesitan autorización por parte de su padre, marido o hijo para estudiar, trabajar o incluso practicar deporte; donde están obligadas a usar determinada vestimenta; que son analfabetas, que son asesinadas por adulterio o condenadas a una mutilación genital desde niñas; a no poseer propiedades…

Hoy Día Internacional de la Mujer, debemos de luchar hombres y mujeres por los derechos de las mujeres, de todas las mujeres. El objetivo del feminismo es conseguir la equidad entre hombres y mujeres, pero sin olvidarnos que hay muchas que sufren doblemente, haciéndolas más vulnerables ante la violencia machista, por otros aspectos de sus identidades y realidades sociales. Como dice la periodista, escritora y activista feminista francesa Benoite Groult; «el feminismo nunca ha matado a nadie, mientras que el machismo mata todos los días».

Un comentario sobre “El feminismo defiende la igualdad.”

  1. El feminismo tiene que ser de izquierdas, porque si según el neoliberalismo todos somos libres para ejercer nuestros derechos individuales, no todos podemos hacerlos efectivos por pertenecer a un determinado extracto social, a un color de piel o a otras circunstancias que causan discriminación. Ante el peligro de las ideologías de derecha y extrema derecha, en querer hacer ver el feminismo como un enemigo y algo perverso, tenemos la obligación de luchar hoy y todos los días por la igualdad entre mujeres y hombres, pero también por la igualdad social.

    Se puede ser hombre y feminista, y también ser mujer y antifeminista. El feminismo forma parte de los derechos humanos, sociales y políticos básicos; gracias al feminismo tenemos la posibilidad de mejorar la igualdad para todos y todas. Es cosa de todos y todas, entender el feminismo como lucha de clases, en contra del machismo y del capitalismo.

    A la derecha no le gusta la igualdad y sin igualdad no hay libertad más que para unos pocos, a la derecha no les gustan los cambios de las estructuras sociales, culturales ni económicas. Quizás a la derecha le interesa que no exista la igualdad de la mujer o quizás hace muy poco por luchar por ellas…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.