La campaña Xtantos de la Iglesia Católica no es por todos, tiene como objetivo, la de animar a marcar las dos X,  la de la «Iglesia Católica» y la X de «Otros Fines de Interés Social», el porcentaje, no se reparte entre ambas sino que se suma: 0’7% para la Iglesia y 0’7% para Fines Sociales.Desde el 7 de abril se puede modificar el Borrador de la Declaración de la Renta 2.015 y marcar la X de la Iglesia Católica o  la X de Otros Fines de Interés Social. La Iglesia Católica como cada año comienza su campaña Xtantos en medios de comunicación, se trata del Programa para el Sostenimiento Económico de la Iglesia, en el cual se informa sobre la labor de la Iglesia Católica en ámbitos como el sanitario, cuidado, atención y acompañamiento de enfermos y ancianos, Cáritas atendiendo a todo aquel que lo necesita , la labor de los misioneros, atención a los inmigrantes, etc.

La Iglesia Católica recibe unos 250 millones de euros anuales del resultado del IRPF, aparte de otras cantidades que percibe por los servicios que presta a la sociedad en ámbitos como el educativo, el cultural, el sanitario, etc.,  aparte de la exención total del pago del IBI por todos sus inmuebles. El dinero que la Iglesia recibe por el IRPF depende de la voluntad libre de los católicos y de las personas que valoran su labor, pero todos los españoles estamos pagando entre todos a la Iglesia Católica. Sería más lógico, que hubiera solo una casilla, dedicada a fines de interés social,  porque todos los impuestos se deberían dedicar a lo que es común a todos, los fines sociales no deberían depender de lo que decidan los contribuyentes cada año, sino que tendrían que tener partidas específicas sin hacer distinciones entre Iglesia Católica y otros fines, dejando de existir ese privilegio para la Iglesia Católica.

La Iglesia Católica, en la firma de los Acuerdos Económicos de enero de 1979, se comprometió a cumplir el compromiso de autofinanciarse con sus fieles, cosa diferente es cobrar por unos servicios como el de la educación, en concreto con la financiación de los centros concertados de ideario católico, que daría para hablar de otro tema, la falta de plazas escolares de educación pública y la derogación de los acuerdos con la Santa Sede de 1979.

Comienza la Campaña de renta 2.015, cada uno es libre de marcar la casilla que considere, pero mientras aumenta la pobreza y se privatizan los servicios públicos, la Iglesia Católica mantiene su estatus y sus privilegios, independientemente de su labor social que es muy importante. Marquemos «Otros Fines de Interés Social»: por todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.