El Consejo de Ministros ha aprobado este mediodía un Real Decreto por el que los grados universitarios pasan de tener 4+1 (cuatro años más un quinto de máster) a 3+1 (tres años más dos de máster), abre la posibilidad de que cada universidad decida aplicar esta reforma según considere,pudiendo escoger cuatro o tres años de grado.

En el curso 2.009-10 se implantó el Plan Bolonia en España, se decidió que el formato de las nuevas carreras serían de cuatro años de grado más un quinto de máster y ahora cinco años después de haber escogido este sistema por el Gobierno socialista, lo volvemos a cambiar porque va contracorriente de Europa. Además, el ministro de Educación, José Ignacio Wert, calcula que la medida supondrá para las familias un ahorro de unos 150 millones de euros, que es lo que cuestan las tasas de un año, al poderse reducir a 3 años la duración de los grados.

Un Decreto Ley sin ningún tipo de consenso, ni político ni de la comunidad universitaria, un ataque a la universidad pública y a la igualdad de oportunidades,un encarecimiento del sistema,una previsible eliminación de carreras, una devaluación del título de grado y el consecuente despido de profesorado universitario,beneficiando a las universidades privadas, que apuestan por los posgrados como su principal ámbito de actividad.

Con esta nueva reforma los grados quedarán relegados a una formación generalista que no permitirá la profesionalización y acceso al mercado laboral sin un máster posterior, que pasará de un año a dos. Y, además como el Decreto abre la posibilidad de que cada universidad decida aplicar esta reforma, se creará la paradoja de que la misma carrera se pueda estudiar en una universidad en tres años y en otra en cuatro.

Todo esto supone en principio un encarecimiento de los estudios,pues las tasas de las matrículas de los máster son bastante más elevadas que las de los grados,cuyos precios de matrícula pueden oscilar entre los 3.000 y 7.000 euros.Lo cual favorecerá la progresiva privatización de la universidad,hacerla más elitista y expulsar a lo estudiantes con rentas más bajas, que no pueden pagar los precios de los másteres.

En definitiva, si antes una Licenciatura de 5 años se financiaba públicamente, ahora solo serán los 3 años de grado y los dos restantes tendremos que pagar lo que nos pidan, buscando el dinero en los bancos que no ofrecen prestamos.Eso se llama igualdad de oportunidades Sr. Wert.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *