Recuperar la ilusión en la política es volver a creer en ella, es volver a ilusionarnos, salir de la apatía y motivarnos de nuevo. Gracias a la política, se ha conseguido un cambio que no fue posible con las urnas. Necesitamos salir de la decepción y creer en que esta sociedad se puede cambiar o por lo menos mejorar. La política ha sido capaz de recuperar la confianza de muchos ciudadanos, con la moción de censura presentada por el PSOE contra Mariano Rajoy. De una manera democrática, después de que el PP fuera condenado por la trama Gürtel, se ha conseguido reunir los apoyos del PSOE, Unidos Podemos, ERC, PNV, PDeCAT, Compromís, Bildu y Nueva Canarias para lograr que prosperara la primera moción de censura en la democracia española y con ello un nuevo gobierno. 

Una moción de censura que ha obtenido 180 votos, cuatro más de los necesarios, el 51,4% de la Cámara, para creer en que «Sí se puede» como gritaban los diputados de Podemos reclamando su mérito y olvidando el rechazo a la investidura de Pedro Sánchez en 2.016. En la política hay límites, pero se basa en el diálogo. Hay que convivir con diferentes puntos de vista y hay que negociar con quienes piensan diferente, en beneficio del bien común.

El gobierno de Pedro Sánchez, incorpora por primera vez en la historia de España a más mujeres que hombres, 11 de 17. Apuesta por la igualdad, por un carácter claramente europeísta, solvencia profesional y experiencia. Le esperan retos difíciles de alcanzar con solo 84 diputados y la mayoría del  PP en el Senado, que puede frenar todas las iniciativas. Los socialistas están obligados a tener que conseguir siempre apoyos de muchos grupos parlamentarios y muy dispares. Pero, eso es la política.

La política es la ilusión por lo imposible, para lograr lo posible. Y, que lo posible nos permita tener una sociedad más justa, digna e igualitaria para todos. Ahora, le queda trabajar al Consejo de ministras y ministros para: revitalizar la democracia; disminuir el desempleo, recuperar un empleo de calidad; asegurar un sistema pdúblico de pensiones; derogar la LOMCE y la Ley Mordaza; cumplir la Ley de Memoria Histórica; mejorar la información, el control y la transparencia; huir de la corrupción… Porque recuperar la ilusión no es suficiente sino se establecen los derechos, procedimientos y medios para llegar a esos fines. A lo mejor no lo consigue, porque no tiene ni suficientes diputados, ni suficientes apoyos, pero es una excelente oportunidad para convocar elecciones desde el gobierno y poder ganar al PP con una mayoría más amplia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *