El segundo mandamiento de la Ley de Dios del Catolicismo es: «No tomarás el nombre de Dios en vano», yo le pediría a los políticos que se lo aplicarán en sus discursos el «no tomarás el nombre de los inmigrantes en vano». Porque si los católicos creen que usar en vano el nombre de Dios es un pecado, si hay que respetar su nombre y no se puede jugar con el nombre de Dios, tampoco se puede señor Pablo Casado hacerlo con el de los inmigrantes. 

No se puede utilizar en vano el nombre de los inmigrantes, no puede el presidente nacional del Partido Popular, Pablo Casado, afirmar este domingo en Ávila, que «no es posible que haya papeles para todos, no es posible que España pueda absorber millones de africanos que quieren venir a Europa». «Y, como no es posible, tenemos que empezar a decirlo aunque sea políticamente incorrecto». Y, después el miércoles por la mañana en Algeciras y Ceuta, acercarse a estrechar manos de inmigrantes recién rescatados entre una nube de cámaras y periodistas y  «abrazar a la Guardia Civil y a la Policía Nacional».

Se está utilizando a los inmigrantes por puro interés electoral, las mentiras sobre los inmigrantes son las mismas que utilizan Donald Trump, Matteo Salvini,  Marine Le Pen o Pablo Casado. Es falso que nadie ha hablado de dar “papeles para todos” ni mucho menos estamos ante un problema de “millones de africanos” entrando en España. Se está agitando el miedo y ese discurso sabe el PP y Ciudadanos que les dará votos, porque por desgracia hay muchos españoles y españolas que piensan que los inmigrantes son el problema y no las victimas.

No tomar a los inmigrantes en vano, respetar sus derechos como seres humanos, frenar las devoluciones en caliente que vulneran el derecho a la petición de asilo o de protección internacional de los emigrantes en Ceuta y Melilla. Favorecer el tráfico de humanos, luchar contra las mafias migratorias, porque es más importante la solidaridad y el respeto de los Derechos Humanos que intentar ganar votos de insolidarios y desrecebrados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *