Hoy  10 de diciembre de 2018 se cumplen 70 años de la aprobación por parte de la Asamblea General de la ONU, de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Pero, la noticia es que después de 70 años, sigue habiendo seres humanos sin derechos que pueden estar a nuestro alrededor como a miles de kilómetros de distancia. Estamos hablando de esos derechos básicos que deben disfrutar todas las personas en el mundo, esos derechos inalienables inherentes a todos los seres humanos al margen de su sexo, raza, origen nacional o social, idioma, opiniones políticas, religión u orientaciones sexuales…  

Seres humanos que carecen de derechos fundamentales: derecho a la libertad, a la libertad de expresión, derecho a la vida, derecho a la orientación sexual… Derechos Humanos que no se cumplen mientras haya violencia contra las mujeres, contra los niños, mientras haya pena de muerte, mientras haya explotación en el trabajo, mientras haya seres humanos que no tengan acceso a la educación, la sanidad o la vivienda, mientras haya fronteras con muros y concertinas, mientras haya hambre, pobreza y desigualdad… Mientras mujeres, niños, jóvenes y discapacitados sean los más perjudicados. Mientras todo esto no se cumpla significa que no se cumplen los Derechos Humanos.

Son los Estados los que tienen la obligación de proteger a las personas y de promover las medidas para facilitar la realización de los derechos humanos básicos. Los Estados además de promoverlos, deben de abstenerse de interferir o de limitar los derechos de las personas, porque sin ellos la sociedad no puede desarrollarse y asentar un verdadero Estado de Derecho. Aún así, la mayoría de los países incumplen dichos derechos y no garantizan su cumplimiento. 

España tampoco es una excepción, en libertad de expresión, asociación y reunión, debido a las reformas legislativas de los últimos años en el ámbito penal. Sin olvidar: el aumento en la violencia contra las mujeres; los constantes desalojos y por tanto la vulneración del derecho a la vivienda; el no tener una sanidad universal, que se recuperó en julio de este año, para los inmigrantes en situación administrativa irregular y sobre todo la reparación de las víctimas de los crímenes cometidos durante la Guerra Civil y el franquismo. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.