Parecía que los europeos habían aprendido la lección, no más muros, no más fronteras… Pero, ahora en 2.015 con el mayor éxodo humano desde la II Guerra Mundial, los refugiados se encuentran una Europa llena de muros que les impide el paso. Según la Organización Internacional para las Migraciones, en lo que va de año han llegado a Europa 670.685 personas y otras 3.161 han fallecido en el intento o se encuentran desaparecidas

Hoy aparece una noticia en los medios, Austria construirá un muro a lo largo de su frontera con Eslovenia, para controlar el flujo de inmigrantes, la ministra del Interior de Austria Johanna Mikl-Leitner dice que no se trata de impermeabilizar la frontera, sino de instalar esas «medidas técnicas» para asegurar una entrada «controlada y ordenada» de los refugiados.

La primera valla que encuentran los refugiados sirios es la valla entre la frontera turca y griega de 12,5 kilómetros, cerca de Erdine, el Gobierno búlgaro aprobó la construcción de 82 kilómetros adicionales. Hungría ha terminado su valla de 175 kilómetros de valla alambrada de metro y medio de altura, a lo largo de su frontera con Serbia. Eslovenia, el punto de entrada principal a Austria, también dijo que estaba preparado para construir una valla. El Canal de la Mancha, que comunica por carretera subterránea Francia e Inglaterra, ha sido tratada con la misma fórmula fallida. España reforzó la triple valla, de doce kilómetros en Melilla y ocho en Ceuta, para frenar a los inmigrantes, tanto los «inmigrantes por razones económicas» como los refugiados que sufren guerras, matanzas y persecuciones en sus países.

El frío, la lluvía, la falta de equipamientos para acoger a los refugiados hace presagiar un invierno que puede causar víctimas entre los grupos de refugiados más débiles. El organismo de la ONU para los refugiados (Acnur) ha recibido la última semana, gran cantidad de denuncias sobre violaciones de mujeres y niños refugiados, por parte de los traficantes de personas que los llevan hacia Europa, una arista más en este drama humanitario.

Desde mediados de septiembre prometiendo que 160.000 personas iban a ser reubicadas en los próximos dos años en los países miembros de la Unión Europea, tan solo 86 han conseguido que se les asigne un lugar en donde residir en un mes y medio. De los 19.219 refugiados que tiene que acoger España, un equipo integrado por media docena de funcionarios expertos en Asilo, Inmigración, Policía y Asuntos Consulares viajará a Italia para empezar a seleccionar a los primeros 50 refugiados que vendrán a España. ¡Ya era hora!

Nuestros gobernantes europeos hablan de solidaridad con los refugiados, pero es pura hipocresía, solo hay falta de interés y de recursos para ejercer esa solidaridad. Esas personas migran desde un país en guerra, pero también huyen del hambre, de la pobreza y de las enfermedades, tienen su derecho de protección internacional y les ponemos muros para que no puedan pasar, comportamientos racistas y xenófobos de muchas personas que los consideran enemigos de los que protegerse y unos gobiernos que les preocupa más los temas que les puedan reportar votos en su países.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *