nieveLa nieve es un fenómeno atmosférico que consiste en la caída de pequeños cristales agrupados de agua congelada que llegan al suelo en forma de copos blancos. Nevar es un fenómeno habitual en invierno, pero poco frecuente en España, exceptuando en zonas montañosas y de mayor altitud. La borrasca «Filomena»’, cargada de vientos húmedos del sur, se ha encontrado con una capa de aire frío desplazado de zonas árticas, el choque de ambas masas ha provocado un temporal de nieve, desde el viernes en España, que ha provocado un caos principalmente en la zona centro y este del país. Bloqueando la ciudad de Madrid y otras capitales de provincia, que junto a un frente polar sobre España con temperaturas mínimas, ha hecho que la nieve se congele y perdure durante días. Lo que se podría considerar totalmente normal en países como Canadá, Finlandia, Noruega, Islandia o Rusia, se ha convertido en España en una noticia que ha sido capaz de hacer olvidar la pandemia.

Que una tormenta siembre el caos, que deje a centenares de automovilistas bloqueados, que el aeropuerto de Madrid se tenga que cerrar, que los trenes no funcionen, que buena parte de la red viaria principal del país y secundaria hayan sido cortadas, la mayoría en Madrid, Castilla-La Mancha y Comunidad Valencia, no se puede disculpar diciendo que «el temporal ha desbordado las previsiones más pesimistas» o «que no se pudo evitar». Es falta de previsión y de gestión, «Filomena» era una amenaza anunciada por los meteorólogos y se convirtió en una realidad. Tanto las autoridades centrales, las autonómicas y las municipales no han sido capaces de afrontar esta emergencia con la suficiente diligencia. También nos falta educación en la ciudadanía, porque hay muchos que hicieron caso omiso de «que no salieran de casa si no era imprescindible» y también porque nos falta educación vial: no llevamos cadenas, no utilizamos neumáticos de invierno, nos gusta circular por la izquierda no dejando expeditas las vías para los vehículos de emergencia y las máquinas quitanieves. Al final un cúmulo de circunstancias que no ayudan nada a solucionar los problemas.

Pero, lo curioso y absurdo a la vez, es que ante una España nevada, existan personas que con su negacionismo sean capaces de afirmar que la nieve que ha dejado calles y carreteras repletas de nieve no es un fenómeno natural. Que tiene que ver con un plan secreto que pretende cambiar con las estelas dejadas por los aviones: el clima, provocar enfermedades, controlar la natalidad o directamente acabar con la humanidad y que es la causante de esta gran nevada. Incluso los hay que piensan que la nieve es plástico. Espero que no crezca la estupidez de la gente en la misma progresión de hacerse virales los vídeos de la nieve: que no se derrite al mechero, que se pone negra y  que huele rara. Me preocupa que exista un negacionismo del clima, intentando crear dudas y confusión a los que creemos en el cambio climático: la mayor amenaza medioambiental a la que se enfrenta la humanidad. Pero, eso si, la nieve es simplemente un fenómeno atmosférico…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.