Syriza lidera todas las encuestas electorales en Grecia, en torno al 30%, es una coalición de izquierda radical y lo forman una amalgama de grupos políticos con distintas sensibilidades, parecido a lo que puede ser Podemos o Izquierda Unida en España. Grecia deberá convocar elecciones anticipadas, tras no salir elegido ayer el candidato a la presidencia de Grecia, Stavros Dimas, en la tercera y decisiva votación parlamentaria.

El programa de Syriza plantea unas soluciones ficticias o no, como una auditoría sobre la deuda pública y renegociar su devolución, una agresiva política fiscal para las rentas más altas, abolición de los privilegios fiscales de los que disfruta la Iglesia,rebajar drásticamente el gasto militar, utilizar los edificios del Gobierno, la banca y la iglesia para alojar a las personas sin hogar,refuerzo de las medidas de protección de los trabajadores, abolición de los privilegios de los parlamentarios, la extensión de la sanidad pública, la salida de la OTAN y el cierre de las bases extranjeras en Grecia.

Lo que está claro, es que Grecia no puede pagar todo lo que debe, y el pago de los intereses hace aumentar su deuda y ahoga su posible crecimiento,una Grecia devastada por seis años de recesión y un país donde los ciudadanos son un 40% más pobres que en 2008.

La posibilidad de que Syriza pueda ganar las elecciones pone nerviosos a los mercados y reaccionan porque se sienten amenazados,comenzarán a crear miedo para tratar de influir en el voto de los griegos.Su posible victoria en Grecia, puede tener también sus consecuencias en España,ya que Syriza y Podemos mantienen una estrecha relación con una misma propuesta ideológica y un programa prácticamente idéntico, pero la formación de Pablo Iglesias prefiere una indefinición ambigua en el término izquierdas.

Algo está cambiando,pero las presiones del FMI y Alemania a Grecia para que en las elecciones no se vayan hacia propuestas radicales y se respeten los compromisos adquiridos, ante la posibilidad de una quiebra técnica de Grecia,será un gran obstáculo para el triunfo de Syriza y un espejo en el que se verá reflejado Podemos en España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.