Este jueves, el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha afirmado que «solamente los tontos» que siguen con la «tarifa regulada marcada por el gobierno» pagan más luz, es decir que el 80% de los españoles «no pagan el precio del ‘pool’ o mercado mayorista» y no se han pasado al mercado libre. «El 80% está pagando menos que el precio del año 2018, porque han bajado los impuestos. Cierro paréntesis”, ha comentado Sánchez Galán. Porque ha bajado el IVA del 21 al 10%, la suspensión del impuesto a la generación para contener la escala de la subasta mayorista y el especial de la electricidad. Al acabar 2021 había más de 10 millones de clientes con tarifa regulada en el mercado español y casi 20 millones en el mercado libre, según datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Estos “tontos”son los que sufren cada mes en el recibo las oscilaciones en la cotización de la luz, entre estos «tontos» se encuentran los consumidores vulnerables que necesitan los descuentos del Bono Social de la electricidad aprobado por el Gobierno. Más de un millón de hogares con bajo poder adquisitivo son los que cuentan con esa tarifa, aprobado por el Gobierno, y para beneficiarse de ellos tienen que contar con una tarifa regulada o PVPC (precio voluntario para el pequeño consumidor) para que se puedan aplicar los descuentos en la factura.

España desde mediados de los 80 hasta el final de los 90 se privatizaron más de 130 empresas públicas, desde Seat hasta Iberia, pasando por Endesa, Repsol y Telefónica, para sanear sus cuentas y liberalizar la economía. Lo que supuso que la red de distribución en España está en manos privadas, como Endesa, Iberdrola o Unión Fenosa, entre otras. Cualquier cliente eléctrico en España puede elegir la comercializadora, pero obligatoriamente tendrá que pasar por la distribuidora de su zona y usará la infraestructura de Red Eléctrica. Es decir, se optó por una red de transporte semi-pública y dejar la distribución en manos privadas. Donde los consumidores hemos pagado cada vez la luz más cara y las compañías eléctricas han tenido cada vez más beneficios en su cotización en Bolsa. Las eléctricas se han convertido en las puertas giratorias de ex ministros que cobran como «asesores» y los grandes sueldos de sus ejecutivos son también responsables de la subida del precio de la luz. Pero, estos no son los tontos, somos nosotros.

Muchos se llegan a creer que su éxito es todo suyo porque lo han ganado por sus propios méritos, y que el resto, los perdedores no pueden culpar a nadie de su fracaso más que a ellos mismos. Porque hay personas que son ricos porque trabajan más que nadie y que se se creen listos, porque el resto son «tontos». Una sociedad meritocrática donde por definición la meritocracia es el  “gobierno de los mejores», donde quieren convencernos que el resto somos todos tontos. Principalmente los abonados de Iberdrola que mantenemos a un listo como el señor Ignacio Sánchez Galán, con nuestros recibos. Es verdad, los tontos somos nosotros…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.