La idoneidad es la cualidad de ser «adecuado y apropiado para algo», la idoneidad de un juez se refiere a las condiciones y exigencias que debe reunir para ejercer adecuadamente su función: defender la ley e impartir justicia. Porque un juez debe ser imparcial, es decir que, su función jurisdiccional no esté al servicio del interés particular de una de las partes, que tenga ausencia de prejuicios de todo tipo, que sea independiente de cualquier opinión, que no se identifique con una ideología determinada, que no se involucre personalmente ni emocionalmente que pueda influir en sus decisiones. Un juez debe reunir una idoneidad ética basada en la honestidad, independencia e imparcialidad, dicho cumplimiento garantizará sus decisiones. Y, por supuesto el cumplimiento de la ley, por su parte, no solo en las sentencias, sino en su vida personal y profesional. Un juez no tiene el monopolio de la verdad y la raz6n, porque un juez parcial es arbitrario y todo menos justo. Se supone que un juez es aquella persona instruida en la ley que es independiente y el o ella, tomen decisiones únicamente por su conocimiento legal y su experiencia judicial.

La imparcialidad del juez no es suficiente, debe de existir la imparcialidad de los órganos judiciales respectos de los otros, que cada tribunal resuelva los asuntos sometidos a su decisión, sin interferencias de otros tribunales. El Tribunal Constitucional es el el órgano encargado de dirimir sobre la constitucionalidad o no de las soluciones gubernamentales. El Tribunal Constitucional no puede actuar por iniciativa propia, sino por la interposición de los recursos de inconstitucionalidad, por eso es tan importante la elección de los jueces del Tribunal Constitucional. y se debería renunciar a convertir al Tribunal Constitucional en un órgano político. Hoy en el debate del Pleno del Congreso sobre la renovación de los órganos constitucionales pactados con el PP, se ha debatido la idoneidad del magistrado Enrique Arnaldo. Un candidato con vínculos políticos claros y continuados con FAES durante muchos años, involucrado en contratos con administraciones autonómicas lideradas por el Partido Popular, afirmaciones políticas contra leyes del Gobierno, simultanear trabajos en la universidad pública y privada a la vez… En definitiva, un candidato muy poco ejemplar para ocupar un puesto en el Tribunal Constitucional.

Es una falacia de la despolitización de la Justicia, los candidatos propuestos por el Partido Popular, que PSOE y Unidas Podemos, no han puesto excesivas objeciones sobre su idoneidad. Excepto el portavoz del PSOE Odón Elorza que ha manifestado su rechazo a la elección de Arnaldo. El jueves se procederá a la votación telemática, individual y secreta de todos los diputados para aceptar o no la idoneidad de Arnaldo. Pero, la respuesta será que sí, aunque se tenga que votar «con una pinza en la nariz«. La elección de un juez del Tribunal Constitucional, es hablar de independencia judicial, de ser inmune de las injerencias de los poderes políticos o extra políticos. Ser inmune a las injerencias, influencias o intereses perniciosos que provengan de los poderes políticos o de intereses privados. La independencia judicial es vital para la Justicia y también para la democracia, porque el Tribunal Constitucional tendrá que dilucidar asuntos tan polémicos como el aborto, la eutanasia o la Ley Celaá, que más aparte de su repercusión política nos afectan a todos.

Nos queda la duda a los ciudadanos de a pie, si no había otros candidatos para la más alta magistratura del Estado, el por qué se ha escogido a Enrique Arnaldo o Carmen Espegel, dos perfiles marcadamente políticos que entrarán a resolver los temas pendientes en el Tribunal Constitucional. Todas estas cosas que no se entienden, que no se ven normales, son las que crean un descreimiento en la ciudadanía. Donde la persistencia del Partido Popular en bloquear el Poder Judicial solo parece querer mantener una mayoría conservadora que beneficie a sus propósitos. Quizás lo menos parecido a la Justicia que algunos esperamos…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *