La coherencia es la relación entre lo que dices y lo que haces, cuando hablamos de una persona coherente, es la que se rige por hacer lo que ha dicho. Coherencia es tener unos principios y actuar de acuerdo con ellos.  Mantener la coherencia dice mucho de una persona, porque significa que ha tomado una decisión que la va cumplir, cueste lo que cueste. Sin embargo la disciplina como forma personal de corrección, de fortaleza y perfeccionamiento es algo loable pero en este caso hablamos de disciplina refiriéndonos a la disciplina interna de los partidos políticos, es decir,  el hecho de que por pertenecer a un partido se deba «obediencia debida» a todas las consignas que se aprueban en los órganos de dirección del partido. Parece, que la lealtad en un partido está un poco lejos de una costumbre democrática. Los partidos no toleran la indisciplina.

La coherencia del PSC, es la de otros miles de militantes del PSOE que se han sentido decepcionados con el comité federal del pasado 1 de octubre que se saldó con la dimisión de Pedro Sánchez. Y que tienen sus dudas ante la legitimidad de una gestora y de las decisiones que puedan tomar. Miquel Iceta que continuará como primer secretario del PSC tras imponerse ayer sábado a Núria Parlon en las elecciones primarias del partido socialista catalán, ambos candidatos han coincidido en ser coherentes con el no a Rajoy y en reclamar al PSOE que no facilite la investidura  y que consulte a la militancia. Sin embargo el PSOE le reclama su obligación de acatar la decisión que tome la gestora del PSOE.ante la posibilidad de que los diputados catalanes votarán en contra de Mariano Rajoy aunque el Comité Federal socialista acordase la abstención, les recuerdan su obligación de que sus diputados acaten la disciplina de voto.

EL PSOE ha optado porque la coherencia política tenga que ver más con pensar algo y luego actuar consecuentemente con ello, que con mantener una posición para siempre. El PSOE no quiere unas terceras elecciones y prefiere abstenerse, aunque eso signifique entregar el gobierno de nuevo a Rajoy.

La gestora del PSOE tiene previsto convocar el domingo 23 el Comité Federal en el que tiene que decidir si dar o no la abstención a Rajoypor coherencia y respeto a sus votantes, debería de tomar dicha decisión la militancia. La postura del PSC no supone ninguna indisciplina con el PSOE sino un gesto de coherencia, siempre antes que disciplina sería conveniente tener coherencia.  Y, ese derecho a escoger entre coherencia y disciplina lo tienen todos los del PSOE, aunque eso signifique una posible ruptura en el partido o incluso un posible “sorpasso” por parte de Podemos en unas posibles terceras elecciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *