Hoy es jornada de reflexión política, en España, la campaña electoral «termina, a las cero horas del día inmediatamente anterior a la votación», según la ley. En otros paises democráticos se permiten los mitines, manifestaciones y sondeos electorales hasta el mismo día de las votaciones. Supongo que en otros países consideran que la toma de decisón es un proceso de maduración y no de reflexión en el último día. No se puede hablar de una jornada de reflexión, de no poder publicar encuestas en España cinco días antes de los comicios en la era de internet. No puede prohibirse una concentración en la Puerta del Sol el día previo a las elecciones,porque tengamos temor a que unos manifestantes hagan cambiar la decisión a más de 30 millones de españoles. Lo importante es la libertad y no las restricciones. Hay que tratar a la ciudadanía como personas inteligentes,capaces de escoger en libertad.

Mi pregunta en esta jornada de reflexión es: ¿qué cosas tiene que hacer mal un partido político para que no se le vote? ¿por qué esa fidelidad por parte de los votantes aunque se demuestre la corrupción de un partido político? ¿por qué no se castiga en las urnas la corrupción?

El voto es secreto, para que la eleccion del ciudadano no pueda ser objeto de control alguno, hoy es jornada de reflexión y no hablaré de partidos políticos, ni a quien daré mi voto. Pero, creo que unas votaciones deben servir también para castigar a los políticos imputados por su presunta implicación en casos de corrupción.  Los escándalos políticos y económicos, no sirven para que los ciudadanos dejen de votar a los corruptos, ni todos los actos de corrupción son percibidos como negativos por el electorado. No todos los partidos ni todos los candidatos comparten actuaciones irregulares, pero por encima de ideologías está la honradez, la honorabilidad, la ética. Yo no puedo votar a un partido por ideología y no ver todo lo demás.

Hay muchos políticos que, tras ser acusados por alguna actividad irregular o poco ética, se aferran a no dejar su cargo,por no haber cometido ningún delito. Pero, es diferente  las responsabilidades políticas y las responsabilidades legales.La responsabilidad política es la ética hacía sus votantes y hacía la sociedad, mientras que las responsabilidades legales las determinará un juez y podrán tener implicaciones penales. Nuestra responsabilidad es no ser cómplices de los corruptos con nuestro voto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *