El 27 de enero es el Día Internacional de Conmemoración anual en honor a las víctimas del Holocausto, porque es el aniversario de la liberación del campo de exterminio de Auschwitz por las tropas rusas el 27 de enero de 1945 después de cuatro años de funcionamiento. Se estima que más de un millón de personas, en su mayoría judíos, perecieron en Auschwitz  debido a las palizas y torturas, las cámaras de gas, el hambre, el agotamiento y las enfermedades.

Fueron miles los lugares de detención, tránsito, concentración y exterminio, extendidos a lo largo de buena parte de Europa: Auschwitz, Mauthausen, Dachau, Treblinka, Gusen, Bergen-Belsen, Buchenwald… Un genocidio en el que aproximadamente seis millones de judíos fueron asesinados por el régimen nazi. Los historiadores nunca podrán determinar cuantas personas realmente murieron, según los últimos estudios realizados por el Museo del Holocausto de Washington, pudieron morir entre quince y veinte millones de personas, en su mayoría judíos, pero también integrantes de los otros grupos perseguidos por el nazismo, como gitanos y homosexuales; diferentes nacionalidades como polacos, húngaros, rusos, franceses y también españoles. Entre 1940 y 1943, casi 9.000 españoles republicanos fueron internados en campos de concentración por la Alemania nazi, de los cuales murieron más de 6.000.

Holocausto

Vestidos con pijamas rayados, esclavos esqueléticos, hombres que trabajaban de sol a sol, sin apenas comida, sin asistencia sanitaria, golpeados, torturados y asesinados en nombre de un régimen nazi. A los niños y las mujeres débiles les trasladaban para ser aniquilados en las cámaras de gas o los incineraban en los hornos crematorios.

Hay personas negacionistas del holocausto, que provienen de la extrema derecha, que dicen sus disparates, tratan de poner en aprietos a los historiadores usando argumentos, datos y citas falsas, para negar esta realidad. Y, se permiten defender las ideas nazis en nuestra sociedad.

Mientras en Italia y Alemania hacer el saludo fascista es un delito. Las legislaciones penales de ambos países prohíben específicamente la propaganda de organizaciones anticonstitucionales, así como la exhibición de sus símbolos. En nuestro país, sin embargo, los símbolos nazis no están prohibidos, sino fomentan, promueven o inciten directamente al odio, según el Código Penal. En Alemania no hay  una fundación dedicada al «führer», pero aquí en España hay una Fundación Francisco Franco. En España, algunos el 20-N  conmemoran el aniversario de los fallecimientos de Francisco Franco y José Antonio Primo de Rivera. Nos deberíamos plantear  esas cuestiones en España, cuando ni en Alemania ni en Italia conmemoran la muerte de Hitler ni de Mussolini.    cuando recordamos el holocausto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *