En contra del acoso y abuso sexual con el mensaje #MeToo (Yo también), se ha convertido en un hashtag de tendencia y popular en Twitter , una campaña que ha nacido en redes sociales en la que las mujeres comparten sus experiencias de acoso o abuso sexual, con el objetivo de visualizar que éste no es un problema aislado, desencadenado por el «caso Weinstein». Desde que The New York Times destapara el escandaloso historial de abusos sexuales del productor, muchas mujeres han denunciado haber sufrido acoso o abuso sexual.

Las mujeres debe rompen su ley del silencio, tener la valentía de denunciar haber sido víctimas de acoso o abuso sexual. Y, la sociedad debe tener tolerancia cero ante formas de proceder inaceptables que atentan contra los derechos de las mujeres. La violencia contra las mujeres es un obstáculo para la igualdad. Este tipo de violencia es un hecho frecuente dentro de las familias, en el lugar de trabajo, en la escuela, en la sociedad en general. El maltrato a la mujer, el acoso y el abuso sexual es un fenómeno social sin fronteras, que no tiene la exclusividad ningún grupo o clase social y que afecta a mujeres de todas las edades, impidiendo que las mujeres disfruten de sus derechos humanos y libertades fundamentales. Hay que promover políticas de prevención, proporcionar herramientas y apoyo a las personas acosadas y sobretodo la educación a fin de erradicar el maltrato y el acoso sexual en la sociedad.

La violencia de género, es una expresión de la relación de desigualdad entre hombres y mujeres. La violencia está incorporada en la personalidad masculina: es una violencia basada en la afirmación de la superioridad de un sexo sobre el otro. Desde la familia, pasando por la escuela, la publicidad, la sociedad en general que crea unos mecanismos para que las personas pensemos y actuemos de forma diferente, según seamos hombres o mujeres. La violencia contra las mujeres está llena de prejuicios que condenan de antemano a las mujeres y justifican a los hombres violentos. Hay que denunciar, no se puede buscar excusas y explicaciones al maltrato, buscar ayuda, recuperar la autoestima, la seguridad en una misma y seguir viviendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *