El 15 de mayo de 2.011 nació el Movimiento del 15-M en la Puerta del Sol, después en las calles y en las plazas de las principales ciudades de España, los indignados unos ciudadanos que no se sentían representados por los políticos, que querían una democracia más participativa.Los detractores dijeron que el movimiento había muerto,que no tenían plan democrático de conjunto, que volvían a los barrios, que no eran capaces de formar un partido para intervenir en unas elecciones. La irrupción del partido Podemos y sus buenos resultados en las elecciones europeas de 2014,vuelve a dar una voz a todos esos perdedores de la crisis,a todas esas personas indignadas,desencantadas con los partidos políticos tradicionales.

Podemos primero llegó a la red y a las tertulias, después en las elecciones europeas pasó a ser el partido de la gente frente a los partidos de la casta y ahora Pablo Iglesias ha decidido pasar a una señal de fuerza, una «marcha  del cambio», una manifestación multitudinaria ayer en Madrid , con cientos de miles de personas demostrando que hay otra forma de gobernar en España, que la democracia es la posibilidad de cambiar lo que no funciona y que el principal objetivo es ganar las próximas elecciones generales al PP de Mariano Rajoy.

La incógnita es saber si Podemos conseguirá concretar sus propuestas, la oposición dice que hacen propuestas irrealizables,pero son capaces de ilusionar como antes lo hicieron los yayoflautas, los indignados del 15-M, las mareas blancas de la sanidad, las mareas verdes de la educación, las plataformas contra los desahuciados… Pero,la diferencia es que Podemos ya no es solo un movimiento social, es un partido político, que si llega al poder hará propuestas que muchas se cumplirán y otras no.

Ya no basta con actos, ni marchas es el momento de votar, de que los ciudadanos decidan su propuesta de futuro para España,porque nos merecemos algo mejor que lo que tenemos.Los que aceptaron a regañadientes la democracia hablan de la inutilidad de adelantar procesos electorales,pero el voto es único y soberano de la opinión de los ciudadanos,después quien gane lo tendremos que aceptar porque así lo quiere la mayoría.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.