El derecho de acceso a la información pública configurado como un derecho fundamental garantiza la transparencia y posibilita una profundización de la democracia.La transparencia es una herramienta de control en manos de los ciudadanos, un medio de lucha contra la corrupción, una vía de participación política, y una manera de conocer datos públicos a disposición de todos.

La falta de transparencia parece ser algo instaurado en la cultura política española, algo que va más allá de los Gobiernos, sean del color que sean,España debe convertirse en un país abierto que permita a sus ciudadanos consultar todos los datos que no sean confidenciales y saber al detalle qué es lo que los gobernantes han hecho con el dinero de los contribuyentes.

Hace un año se aprobó en España la Ley de Transparencia,España era el único país europeo que no tenía una ley de acceso a la información pública o ley de transparencia,solo Chipre y Luxemburgo carecen de una norma de este tipo.

El Gobierno ha puesto en marcha hoy a las 12:00 horas el Portal de la Transparencia, una web con acceso a 530.000 registros, desde sueldos,subvenciones, bienes inmuebles, contratos o convenios relativos al año 2014, mal organizados, difíciles de utilizar y complicados de analizar.

Se brinda la posibilidad a los ciudadanos de solicitar datos adicionales y anteriores al año 2014,cursando una petición que deberá obtener respuesta en el plazo máximo de un mes.Las restricciones de transparencia serán las relativas a la seguridad ciudadana, la defensa nacional o la protección de datos.Los gobiernos autonómicos y los ayuntamientos tienen un año elaborar sus propios portales, para lo cual, disponen de un año de plazo.

Comienza un derecho que tenemos como ciudadanos, como es preguntar,obtener respuestas y la administración deberá adquirir el hábito de responder,esperemos que la transparencia comience a florecer y sirva en la lucha contra la corrupción.

Los ciudadanos podremos saber qué hacen los gobernantes,habrá más transparencia, por lo tanto tendrá un efecto directo en la eficiencia de la Administración y un posible impedimento a la corrupción.

De todas formas,el portal de la transparencia es un avance,pero apenas aporta nada, porque mucha información ya existía en internet y te remite a las páginas donde la información ya estaba alojada en origen.Hay una falta de profundidad en el acceso a los datos, no se pueden procesar,porque los datos no están en hojas de cálculo están en documentos PDF y queda el tema de pedir información que siempre es bajo registro del DNI o certificados digitales,olvidando que la información es un derecho.

No quiero olvidar cuando hablamos de Ley de Transparencia, la obligación de establecer una política de estado en relación a las graves violaciones a los derechos humanos cometidas durante la Guerra Civil y la dictadura franquista que fueron «perdonadas» por la Ley de Amnistía de 1977 ,puesta en vigor en plena transición española para consolidar la democracia,negando el acceso a la justicia e impidiendo cualquier tipo de investigación. ¿No es hora de tener también transparencia histórica y afrontar nuestro pasado?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.