El dilema de Andalucía ante la izquierda, es si después de casi 40 años de poder interrumpido del PSOE, volverá a votar a la izquierda o por lo contrario mantendrá el gobierno del Partido Popular y Ciudadanos, con el apoyo de Vox. Las elecciones del domingo 2 de diciembre de 2018, al Parlamento de Andalucía, significó el fin de una etapa, el hartazgo de los andaluces y andaluzas con un gobierno de izquierdas y el deseo de cambio. Una Andalucía, donde los caciques, terratenientes y señoritos nunca hicieron nada por ella durante tantos años. Donde el final de la Guerra Civil y el franquismo convirtió a Andalucía en un escenario de una brutal represión. Donde los sectores más pobres y necesitados de la sociedad andaluza tuvieron que marcharse fuera de su tierra. Y, también otra Andalucía que por razones ideológicas, culturales y religiosas se sintieron identificados con el régimen franquista. El PSOE fue una salida histórica a una tierra oprimida, explotada y subdesarrollada.

Una Andalucía que creció económicamente, que avanzó positivamente en modernización social, donde las infraestructuras de comunicación la cambiaron, mejorando en sanidad, en educación… Siendo el turismo y la construcción dos grandes patas del desarrollo, aparte de las ayudas europeas. Luchando contra la desigualdad y consolidando el orgullo de ser andaluces. Andalucía estaba a la cola de Europa y a lo mejor los andaluces piensan que sigue estando, después de casi 40 años de gobierno del PSOE. Muchos tenían miedo de perder el clientelismo, pensaban que la derecha les retiraría ese tipo de ayudas. Mientras Andalucía sigue siendo una de las regiones con mayor nivel de desempleo. El PSOE se vio castigado por los casos de corrupción, protagonizando el caso de los ERE y dejó de ser para muchos»el partido de Andalucía«, faltó la autocrítica. El PP llegó al poder con la idea de “acabar con los chiringuitos” y “fundaciones”, con el clientelismo y la corrupción. Se demostró que el voto cautivo no existe. Y, parece que los votantes andaluces seguirán confiando en la derecha, no hay dilema para las próximas elecciones, según las últimas encuestas aparecidas. Juanma Moreno seguirá gobernando y sin el voto andaluz al PSOE, Pedro Sánchez dejará de ser presidente del Gobierno en las elecciones generales. No es cuestión de dilema, es que el socialismo no tiene alternativas de cambio para Andalucía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *