Tabarnia es el absurdo independentista, la ironía en contra del nacionalismo. Un neologismo para denominar a los territorios costeros de Tarragona y Barcelona, un invento, una nueva autonomía separada de la actual Cataluña para aislarlas de la amenaza separatista. Los miembros de la asociación antiseparatista Societat Civil Catalana y Ciudadanos esgrimen las mismas razones para la escisión de Cataluña de Tabarnia que las que argumentan los partidarios de la independencia de España.

El concepto de Tabarnia está en contra del «procés», del independentismo catalán, es uno de los últimos inventos del nacionalismo español, para intentar ridiculizar lo que casi la mitad de los catalanes y catalanas exigen en las calles y en las urnas. Es una propuesta que se ha convertido en una broma para algunos y una realidad para millones de españoles y algunos medios de comunicación. Un intento de separar una Catalunya constitucionalista en las provincias de Tarragona y Barcelona del resto. Querer dividir aún más a los catalanes, entre comarcas supuestamente españolistas e independentistas y hasta con el actor Albert Boadella, como su «presidente en el exilio».

Intentar ridiculizar un sentimiento como el nacionalismo catalán, querer ridiculizar con el lema «Barcelona is not Catalonia», con ese invento que se llama Tabarnia. Es olvidar que el nacionalismo obtuvo el 48% de los votos y que cuenta con mayoría absoluta en el Parlament y querer perpetuar la estrategia inmovilista en Catalunya,  que solo incrementa la catalanofobia en el resto del estado. Tabarnia es la posverdad, es «trollear», es decir lanzar una acción en las redes para molestar, para provocar , en definitiva buscar controversia con los demás usuarios. Y, lo han conseguido, se ha convertido en «trending topic«, ha abierto telediarios y está omnipresente en las redes, tomando el pelo a la gente.

El constitucionalismo tiene en Tabarnia, algo para frivolizar al nacionalismo catalán, para ridiculizarlo, una identidad basada en el humor que no sirve para nada, que no genera ni ideas ni soluciones. Tabarnia es todo mentira y además nos quieren engañar…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.