Existió una Iglesia Católica en España cómplice con el nacionalcatolicismo de la dictadura de Franco y ahora continúa acogiendo al franquismo con las misas por su memoria. Cada año cuando se aproxima el 20-N, ciertas iglesias se convierten en reductos fascistas, donde con el pretexto de celebrar una eucaristía, se reúnen nostálgicos del franquismo para loar a Franco, para cantar el Cara al Sol y hacer gestos de enaltecimiento del fascismo. Cada año pasa lo mismo y nadie en la Iglesia Católica pone freno a esa connivencia y mantiene esa permisividad con la apología del franquismo.

Cada Eucaristía es para los católicos una acción de gracias a Dios, pero también supongo que es la forma de pedir perdón de los pecados del dictador, que está acogido por Dios en el cielo. No sé cómo se distinguen los pecados, en cuanto a la gravedad, ni soy nadie para juzgarlos, pero lo que me cuesta aceptar es una religión que perdona todos los pecados. Una religión en la que un sacerdote perdona en nombre de Dios a un dictador. 

La Iglesia Católica está conformada por muchas personas bajo unas normas, preceptos, valores y fe, muchas de ellas lucharon por la democracia y no creo se sientan representadas por este neofranquismo. Ni creo que sean partidarios de que la Catedral de la Almudena sea el lugar apropiado para tener los restos de Franco. La Iglesia Católica ha arrastrado su estigma colaboracionista desde los comienzos de la Guerra Civil y durante la dictadura, parece que tengan miedo de desligarse del franquismo y de un grupo residual de ultracatólicos dentro de sus fieles.

Un dictador como Franco, no es un cristiano más, fue un dictador que hizo matar a miles de víctimas, que instauró una dictadura fascista, que reprimió, persiguió y negó la libertad durante cuarenta años a millones de ciudadanos. Aunque supongo, que la Iglesia Católica recuerda a un
«Francisco Franco, Caudillo de España por la gracia de Dios» que legitimó y que obtuvo su bendición durante cuarenta años. Fueron los tiempos donde Franco dio a la Iglesia Católica el control de la moral pública, el control de la educación y la cultura en España.  Quizás esa sea, de nuevo, la aspiración de la jerarquía católica…

Un comentario sobre “Dictadura, Iglesia y franquismo.”

  1. Perdonar y pedir perdón son dos constantes de la Iglesia Católica a lo largo de los siglos, pero en diferente medida. La Iglesia Católica gracias al perdón de los pecados, te puede perdonar cualquier pecado, sea lo grave que sea, siempre que el arrepentimiento salga del corazón y sea sincero.

    Sin embargo, pedir perdón es algo que siempre le ha costado mucho a la Iglesia Católica, pero hay que reconocer que en los últimos años parece que les cuesta menos admitir las cosas evidentes. Pero, que antes han negado, ignorado y silenciado, como los casos de miles de abusos sexuales a menores, que cometieron sus sacerdotes.

    Ayer por la tarde,víspera del aniversario de la muerte del dictador Francisco Franco y de José Antonio Primo de Rivera, en la Basílica del Pilar de Zaragoza, han colocado a la Virgen del Pilar un manto de Falange Española. Un hecho que supone un enaltecimiento del fascismo y un ataque a la memoria democrática y a la dignidad de las víctimas. Eso sí, el Cabildo ha pedido perdón por lo que considera ha sido un «error lamentable» y que este hecho carece»de intencionalidad política». Debemos aceptar el perdón, pero el daño ya está hecho, como siempre…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.