Hoy 25 de noviembre Día Internacional de la Eliminación de la Violencia hacia la Mujer, contra la violencia de género. La violencia contra la mujer es una violación de los derechos humanos. Yo no creo en los Días Internacionales de…, creo que la actitud personal y el recuerdo a todos los Días Internacionales debe de ser los 365 días del año, pero es bueno que un Día en especial todos los medios de comunicación, organizaciones gubernamentales y no-gubernamentales, redes sociales hagan incidencia en determinados temas para que la gente se conciencie de que la solución está también en nuestras manos.

Que la cultura que nos han transmitido y que por desgracia se perpetúa está basada en la dominación del hombre sobre la mujer, en ocupar papeles y roles sociales secundarios,en hacerlas sentir inferiores,en definitiva en minusvalorar a las mujeres y concebirlas como un objeto de usar y tirar.Hemos de exigir que los gobiernos dejen de recortar los derechos sociales y laborales de las mujeres y que inviertan en todo lo necesario para que no se produzca discriminación entre mujeres y hombres.Y, por la igualdad en todos los ámbitos  sociales:  culturales, laborales, económicos, educativos y jurídicos.

Un peligro además para nuestros jóvenes, que ven en los celos, en el control y dependencia por parte de sus parejas un signo de amor y una justificación del sexismo. Aparte, de todos los mensajes machistas que nos rodean, desde anuncios publicitarios, programas de la televisión, canciones, que convierten las relaciones en desigualdad, control y renuncia a la libertad de la mujer. Donde cierto populismo político niega la violencia machista, defiende el machismo y ataca al feminismo.

Un día más en el que tenemos que alzar nuestra voz y decir: ¡basta ya! a la violencia machista y a la violencia de estado que genera la desigualdad entre los sexos. Ni una muerte más, ni una agresión, ni un hijo o hija que tenga que presenciar la violencia de género. El machismo es muertes de mujeres, pero también es violencia vicaria, la que utiliza la agresión a menores para dañar a sus madres, matando a niños y niñas. Tenemos que ser solidarios con la mujer y reivindicar la educación en igualdad, la lucha contra la discriminación, el ,ejercicio de la libertad y sobre todo por la denuncia pública del maltratador. ¡Digamos NO a la violencia!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *