constitucionalistasConstitucionalistas es una palabra que aparece frecuentemente en los medios de comunicación, refiriéndose a los partidos que respetan a la Constitución como norma suprema del ordenamiento jurídico. Cuando se habla de partidos constitucionalistas, hablamos del PP, PSOE y Ciudadanos, básicamente los que podrían componer ese gobierno estable que abogan el PP y Ciudadanos. Constitucionalistas que resumen la defensa de la Constitución en el Artículo 2, la “indisoluble unidad de la Nación Española” con dos anexos: la “innegable vocación europeísta” y el compromiso con una política antiterrorista. El resto de 168 artículos no interesan tanto.

Me preocupa que los más fieles defensores de la Carta Magna, consideren que el debate o el disentimiento es una falta de respeto. La Constitución debe aceptar cualquier reforma que no vulnere los tratados de derechos humanos firmados por España y que después sean refrendados por los españoles. Porque constitucionalistas son todos los partidos que están en  el Congreso y en el Senado, porque todos la han prometido o jurado, aunque sea por «imperativo legal». Si partidos como CiU, Esquerra, IU, ICV, PNV  han propuesto pedir reformas constitucionales que abran la posibilidad de cumplir con sus objetivos: ser partidos separatistas, federalistas o proponer una constituyente para la III República, eso no los hace menos constitucionalistas.

Constitucionalista es acatar la Constitución, es cumplirla. Cuando Rajoy afirmó que no puede garantizar presentarse en el Congreso para pedir ser investido si no logra los apoyos suficientes, hay que recordar que según el artículo 99.2 de la Constitución, aceptar la investidura supone la obligación de acudir a solicitar la confianza de la Cámara de forma imperativa. El presidente debe asumir el riesgo de fracasar para dejar patente su voluntad de formar Gobierno. Además el hecho de acudir a la investidura pondrá en marcha el reloj de los dos meses que deben trascurrir entre la votación y la disolución del Parlamento para convocar unas nuevas elecciones. Si Rajoy se niega a presentarse en el Congreso para pedir ser investido todo el proceso queda congelado y no se habrá cumplido lo que dice la Constitución.

Cuando el PP dice que es constitucionalista, habrá que recordar que  Alianza Popular antecesor del PP y fundado por Manuel Fraga Iribarne a la sazón redactor de la Constitución promovieron activamente la abstención. En la votación para su aprobación en el Pleno del Congreso, Alianza Popular su voto estuvo repartido: 8 votaron a favor (entre ellos, Manuel Fraga), pero 5 diputados votaron en contra y 3 se abstuvieron. Lo cual significa que no estaban totalmente convencidos o tenían reticencias a la Constitución, sin embargo ahora parece que son sus más fieles defensores. La Constitución no está en peligro, ni la Constitución es una ideología, está para acatarla, para cumplirla pero también para cambiarla si es necesario. Constitucionalistas somos todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *