La razón principal para ahorrar energía es económica y es porque impacta primero, en el bolsillo de los consumidores. Pero, el Gobierno de España, desde el lunes 1 de agosto, ha puesto en vigor el Plan de ahorro energético para cumplir con el recorte del 7% de consumo de gas acordado con Bruselas. Dentro de una semana, entrará en vigor esta norma, que tendrá vigencia hasta el 1 de noviembre de 2023. Entre las propuestas se incluye, entre otras, apagar la luz de escaparates y edificios no ocupados a partir de las 22 horas; así como mantener la calefacción a un máximo de 19 grados en invierno y un mínimo de 27 grados en verano. Recomendación del teletrabajo en administraciones públicas y grandes empresas. Es curioso que nos acordamos de ahorrar energía no por razones de sostenibilidad, sino siempre en tiempo de crisis.

El ahorrar energía ha dejado de ser una opción para convertirse en una necesidad. Ahorrar energía para asegurar la estabilidad del suministro en toda Europa, ante un posible corte de suministro de gas, por parte de Rusia. Hay que aprovechar al máximo la energía para no emplearla sin necesidad y ahorrar lo posible sin perder en calidad de vida o de producción. 

Pensar en una energía sostenible, ni en los recursos fósiles, ni en la energía nuclear, que la podamos utilizar sin comprometer a las generaciones futuras en su capacidad para satisfacer sus necesidades. Porque es importante preservar nuestros recursos finitos y cuidar del planeta.

Los consumidores somos casa día más conscientes del ahorro energético para alcanzar unos niveles determinados de confort y de servicio, comenzando por nuestro bolsillo. Ahora, son los Estados los que deben buscar normas de ahorro: del consumo energético y del agua.

El sistema energético actual es insostenible. Reconvertir el sistema energético hacia la sostenibilidad requiere un esfuerzo económico y un cambio total, para evitar ser tan dependientes de Rusia o de los países árabes. Siempre nos acordamos tarde, aunque la solución no es ahorrar por obligación, sino por prevención.

Un comentario sobre “Ahorrar energía por obligación.”

  1. La derecha está desatando unos bulos y una cierta amenaza de insumisión, tras el reciente decreto-ley de medidas para cumplir con los compromisos de reducción de consumo de gas alcanzados con la UE. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso Ayuso avanzó que no lo acatará porque «genera inseguridad y espanta el turismo y el consumo» , además de «oscuridad, pobreza,tristeza»

    No creo que por tener la temperatura entre 25 y 27 grados en los establecimientos, los consumidores dejarán de ir. Ni por apagar los escaparates a partir de las 22 horas, aumentará la delincuencia. Ni por apagar la iluminación de los monumentos perderemos turistas.

    Sin embargo, hace unas semanas el líder del PP nacional. Alberto Núñez Feijoo consideró «imprescindible» que España impulse un plan de ahorro energético «responsable y serio». A lo mejor, ahora consideran que ya no es necesario o no es responsable y serio. Esperemos su voto…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.