Tolerancia es respetar sobre todo a las personas aunque se discutan las ideas, creencias y costumbres. Proviene del latín,verbo “tolerare” , que significa soportar o aguantar. Tiene un significado negativo: soportar, no hay más remedio que hacerlo. Nadie posee la razón y la verdad absoluta. Tolerar no es solamente una reivindicación hecha por individuos y grupos a los poderes públicos, sino una exigencia de la sociedad a cada uno de sus miembros para coexistir con los que no conseguimos entender, con lo que no nos gusta, con lo que consideramos equivocado.

Decía Ortega y Gasset que «un enemigo a quien se comprende es la verdadera tolerancia». En un Estado democrático, vivimos y debemos vivir en un marco de tolerancia hacia todas aquellas posiciones políticas,religiosas, morales, que sean compatibles con el respeto de iguales libertades para los demás. Respeto hacia los demás supone tener respeto por sus decisiones y por sus sentimientos. significa que aceptamos que la otra persona tiene derecho a tener sus propios sentimientos y a tomar sus propias decisiones.

Mahatma Gandhi dijo un día: “Ojo por ojo y el mundo quedará ciego”, la tolerancia es un valor que permite la convivencia, hemos de educarnos en concordia y empatía para conquistar el respeto mutuo; valorar la diversidad para asumir que no todos somos iguales; escuchar a los demás y respetar la diferencia. La tolerancia debería ser un elemento esencial en la cultura política y su ausencia, implica la confrontación y la falta de entendimiento.

Tolerancia no significa debilidad ni rendirse, se trata de renunciar a unos argumentos o posiciones que nosotros sustentamos, por un ejercicio crítico al debate de las ideas. Respetando los diferentes puntos de vista encontraremos el fundamento de la libertad. Sin cultura de tolerancia, no puede haber política, porque sin acuerdos se pierde el gran fín de la política, que es avanzar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.