El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, reivindicó el pasado martes, en un desayuno organizado por Nueva Economía Fórum, que es socialdemócrata y que “Marx y Engels eran socialdemócratas”. Podemos es socialdemócrata, parece que no basta con querer dar el «sorpasso» al PSOE el próximo 26 de junio, sino que está postulando a Unidos Podemos como un partido socialdemócrata, captar a los socialistas, a todo el espectro central del electorado y ser la alternativa al Partido Popular.

Creo que cuando Pablo Iglesias se refería a Marx, no era a Karl era a Groucho. El cómico Groucho Marx hizo famosa, esta frase: “Estos son mis principios. Si no le gustan, tengo otros”. Parece que Unidos Podemos quiere hacer un programa moldeable según las circunstancias y esa será su gran equivocación, ser cada vez más moderado. Ahora, socialdemócrata. Es más importante mantener tus principios, que no cambiar a la moderación, con la idea de que las posibilidades de ganar, si es que existen, pasen por moverse ideológicamente hacia el centro.

Si las ideas de hace seis meses en las elecciones del 20-D o de las elecciones al Parlamento Europeo de 2014 ya no sirven. Si la ideas de 15-M de 2.011, se han olvidado, entonces el electorado de Unidos Podemos estará totalmente perdido y se sentirán engañados. Un partido puede evolucionar, pero no puede cambiar tanto y mucho menos puede pretender que sus electores piensen hoy una cosa y mañana otra diferente.

Parece que da vergüenza tener una ideología, que la ambigüedad sea el lema, que la insistencia por presentarse como un partido «transversal« es confusa para los que tenemos que votar y escoger entre un conjunto de principios, valores e ideas. Los que depositamos nuestro voto debemos saber las ideas de los partidos a los que votamos, si están cerca o lejos de nuestras preferencias políticas, y por tanto elegir entre ellos. La ideología es lo que nos permite saber lo que defiende y lo que pretende hacer cada partido político. Ni de izquierdas ni de derechas, así se autodefinen Podemos y Ciudadanos cuando se les pregunta por su ideología. A lo mejor está pasado de moda las etiquetas de izquierda-derecha, pero obtener la transversalidad cambiando constantemente tampoco se consigue.

Unidos Podemos no solo puede ser el marketing de «la sonrisa de un país», necesita una ideología. Se están equivocando, porque afirman ser y actuar de distinta manera que los viejos partidos, pero no lo demuestran. Una cosa es rectificar y otra muy diferente es cambiar tanto que parezcan otra cosa diferente. Si cambiamos tanto, Unidos Podemos puede perder parte de su electorado y no ganar el electorado del PSOE ni de Izquierda Unida. Lo cual significaría un paso hacía atrás en sus pretensiones. Hay que ganar con tu ideología y no cambiar tanto. Me da miedo que si no ganan con este programa electoral. tengan otro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.