El 15 de mayo de 2011, en la Puerta del Sol de Madrid, decidieron acampar en torno a 40 personas que protestaban por la situación económica que atravesaba España y para impulsar una democracia más participativa. Hoy, algunas personas de aquel 15-M están en el Congreso. Diputados y diputadas, senadores y senadoras que pueden parecerse a las personas que nos encontramos en la calle, en el trabajo o en el supermercado, personas más jóvenes, más preparadas, más mujeres que nunca y sobre todo llenos de alegría, de ilusión y con ganas de cambiar.

Comienza hoy la constitución de la Cámara Baja y el Senado, la undécima legislatura, un hemiciclo que se convierte en un reflejo más real de la sociedad española. Donde el 15-M ha pasado de la Puerta del Sol al Congreso. Nuevas caras, nuevos gestos, nuevos hábitos de vestir, rastas, juramentos pintorescos, abrazos, selfies, la presencia del hijo de de la diputada de Podemos Carolina Bescansa… 

Se podrá disentir de las formas de algunos de sus nuevas señorías, especialmente de Podemos, pero lo único que han hecho en su toma de posesión es reivindicar un cambio en la Constitución y un proceso que reconozca la diversidad de España.

Ahora, lo importante es que no se quede solo en las formas, de no volver a tener diputados impresentables como el Señor de la Serna que se quedan el dinero de los contribuyentes.Han entrado aires de renovación al hemiciclo, es hora de salir de los rodillos de las mayorías y comenzar a cambiar.

Se ha escogido al socialista Patxi López, como presidente del Congreso, por primera vez un presidente de diferente partido al partido que ha sido vencedor. Ahora,es el momento de hacer política, de hablar, de pactar, de votar una investidura para que se forme nuevo gobierno, de renunciar a privilegios y de no olvidar la obligación que tienen todas sus señorías de representarnos a los que les hemos elegido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.