la derecha y la izquierda

Volvemos al sempiterno debate de la derecha y la izquierda, mientras la derecha casi siempre se une, la izquierda se divide. Los complejos de la izquierda, sus debates, su complejidad estructural, su autocrítica, sus excesos de egos, la pérdida de identidad de la izquierda, las demandas transversales e inconexas, el priorizar sus políticas en los colectivos excluidos, todo esto y mucho más es lo que ha hecho perder su fuerza para ganar elecciones. Y, mucho más, cuando estamos hablando de las elecciones de la Comunidad de Madrid, donde la derecha gobierna desde hace casi 26 años, tras 12 años de ejecutivos del PSOE. La Comunidad de Madrid ha albergado los proyectos de privatización de la Sanidad, el impulso de la Educación concertada y la imposición de un modelo económico neoliberal. Aunque el ganador de las elecciones de 2019 en Madrid fue el PSOE y mientras Díaz Ayuso cosechaba para el PP el peor resultado de su historia. La derecha supo unirse y gobernar. Ahora. puede volver a ganar, no por sus aciertos, sino por la división y el enfrentamiento entre las izquierdas.

Ni la decisión de Pablo Iglesias de abandonar el Gobierno de España, para presentarse en las elecciones madrileñas. El rechazo de Más Madrid de una lista conjunta con Unidas Podemos para las autonómicas madrileñas del 4 de mayo. Y, ahora las declaraciones de Ángel Gabilondo como candidato del PSOE de buscar el centro, y de buscar el apoyo de Ciudadanos y Más Madrid, pero nunca de Unidas Podemos. Mal comienza la izquierda, poniendo vetos y uniones imposibles. Es una forma de perder las elecciones a priori, cuando todos sabemos que la derecha ganará con la mayoría absoluta de PP o con el apoyo de Vox. Después algunos sociólogos y politólogos se preguntarán el por qué las bases sociales se abstienen o votan a la derecha.

Mientras el PP de Madrid ha intentando mimetizar a la extrema derecha e intentar hacerla desaparecer, sobre todo del protagonismo, la izquierda tras el triunfo del PSOE en las elecciones a la Asamblea de Madrid del 26 de mayo de 2019, prácticamente no han hecho nada, a excepción de Más Madrid. El PSOE y Unidas Podemos han estado desaparecidos, ¿ dónde ha estado Ángel Gabilondo ? Ahora es tarde, para en una campaña electoral recuperar ilusiones y votos. Mucho más, cuando se demuestra que la derecha no tiene ningún problema y se une, mientras la izquierda siempre se divide. Digamos, que si no quieren fracasar las izquierdas, deberían de resolver adecuada y conjuntamente sus conflictos y sus políticas comunes. Que nadie piense que Pablo Iglesias será el salvador y el artífice de un milagro. Hemos de asumir que el triunfo electoral de Isabel Díaz Ayuso cada vez está más cerca y probablemente con Vox en su Gobierno. Solo lo puede remediar el voto dormido de la izquierda y la unión de todos los partidos progresistas…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.