Reconocer nuestra ignorancia de las cosas,nuestro desconocimiento de lo que estamos buscando, llegar a la frase de Sócrates «sólo sé que no sé nada» y a partir de ahí comenzar con la mayéutica: pasar por las fases de preguntas hechas por el maestro para que el aprendiz encuentre en si los conocimientos que necesita.

La primera enseñanza del maestro es que nunca dejamos de ser aprendices, debemos seguir aprendiendo siempre. Tenemos el deber de vivir, el deber de pensar, el deber de aprender y el deber de mejorar el mundo que nos rodea.

Todos somos aprendices en la vida, porque el cambio es inevitable y aunque se aprende de la experiencia, nunca se puede olvidar la intuición, las cosas no basta con entenderlas hay que sentirlas, muchas veces lo mejor no es lo correcto y equivocarse  es la mejor forma de aprender.

Este blog de Aprendiz de utopía,  pretende dar mi opinión de las cosas, pensar para no sentirme dominado por el poder, por los medios de comunicación y por todos los que nos quieren tener callados e inmóviles. El que se atreve a pensar y a dar su opinión, es un poco más libre.

Este blog es una bitácora personal,basada en opiniones personales, con el compromiso de ser dialogante y respetuoso con todos los que puedan pensar diferente a mí, pero también quiero ser activista, disidente, antisistema e insubordinado con todo lo que no me gusta y quiero ayudar a cambiar.

Un comentario sobre “Hoy comienzo de nuevo…”

  1. Todos hemos sentido alguna vez la necesidad de querer hacer algo, de querer llegar a algo, pero sin saber muy bien el cómo hacerlo. Todos hemos conocido la contradicción entre el querer y el poder. Siendo el «querer» todo aquello que nunca será realidad, pero que merece la pena intentarlo y luchar por ello. Ese es el papel de un aprendiz: esforzarse, aprender y trabajar cada día para saber un poco más. Donde la utopía es una parte fundamental para no conformarse con la realidad y el estancamiento de las expectativas de las personas.

    Este blog no pretende protagonismo, ni siquiera controversias. Es simplemente una intuición de como son las cosas y como debieran de ser, desde mi punto de vista. Es un conjunto de reflexiones sobre la realidad, de lo que pasa en este momento. Es una protesta ante esta sociedad sin dogmatismos. Es buscar iniciativas ingenuas desde un espíritu progresista y con ganas de cambio.

    Necesitamos enfrentarnos al sistema, al inmovilismo, manifestar nuestra discrepancia ante una sociedad que solo funciona para unos pocos. Donde hemos de exigir una sociedad civil más justa para todos, que despierte y asuma un protagonismo de acuerdo con los derechos humanos. En un momento de emergencia, donde los ideales éticos y utópicos están infravalorados, es necesario alzar la voz o escribir, por ejemplo, en un blog. Para que nos sirva para reflexionar y poder buscar formas para transformar la sociedad.

    No busco seguidores, ni personas que me alaben o que me denuesten. Me preocupan poco los comentarios, ni la supuesta trascendencia de mis palabras, me conformo simplemente si alguien las lee. No participo en redes sociales y este blog es mi único vehículo de mi opinión y de mis ideas, quedando abierto a cualquier comentario…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.