Franco fue un dictador, según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua, dictador es una «persona que abusa de su autoridad» y que asume todos los poderes del Estado, no sometiéndose a ningún control constitucional ni legislativo. El polémico Diccionario de la Real Academia de la Historia vio la luz en 2011, con una entrada biográfica sobre Francisco Franco, escrita por Luis Suárez, académico, historiador y muy cercano a la Fundación Francisco Franco, en ningún momento se refirió a Franco como un dictador. “Montó un régimen autoritario, pero no totalitario, ya que las fuerzas políticas que le apoyaban quedaron unificadas en un Movimiento y sometidas al Estado”. La Academia de la Historia modificará su diccionario biográfico en su edición digital para dejar claro que Franco fue un dictador

Franco como general del ejército juró defender la Constitución Republicana, fue un golpista, se levantó contra el gobierno republicano escogido democráticamente. Fue aliado de la  Alemania nazi y la Italia fascista contando con el apoyo de sus ejércitos en territorio nacional. Hizo de España «una, Grande y Libre» en la cual no cabían más ideas discordantes rechazando la autonomía política de las regiones y fomentando el castellano como única lengua española.

El franquismo instituyó el nacionalcatolicismo dando todas las preferencias religiosas a la Iglesia católica, como legitimadora del régimen y convirtiendo a Franco en Caudillo de España por la Gracia de Dios. La dictadura franquista fue represiva y dispuesta a mantener la distinción entre vencedores y vencidos.La dictadura se basó en la estricta prohibición de los partidos políticos, unida a una brutal represión contra los que habían apoyado a la República. La oligarquía terrateniente y financiera, recuperó su hegemonía social y fue la gran beneficiaria de la política económica intervencionista del régimen.

Cientos de miles de personas murieron durante la Guerra Civil española (1936-1939) y en los años siguientes. Los opositores al régimen fueron fusilados y enterrados en fosas comunes, miles de personas desaparecidas en tumbas anónimas dispersas por todo el país. Casi 40 años de represión, censura y falta de libertades. La situación en los años sesenta gracias a el desarrollo económico hizo que el régimen contara con algún apoyo, pero también fue el principio de una oposición política para derrocar la dictadura. La muerte de Franco en 1975, es el punto final de la dictadura y el comienzo de la transición a la democracia, pero eso no evita hacer olvidar que Franco fue un dictador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *