El principio de la incompetencia, no significa que haya políticos incompetentes, simplemente hay personas válidas en puestos equivocados. Porque la incompetencia es la «carencia de capacidad para hacer cierta cosa, especialmente para realizar un trabajo u ocupar un puesto», pero eso no significa que dicha persona sea realmente un incompetente, simplemente que podría haber otra persona en su puesto que lo hiciera mejor. No es por falta de inteligencia o incapacidad, pero el ser humano es capaz de tropezar dos veces con la misma piedra. Somos capaces de recaer varias veces en los mismos errores y de volver a llegar tarde en las decisiones a tomar. No hace falta reuniones para hablar del número de personas en las reuniones familiares, ni de desplazamientos para reagrupamiento familiar entre el 23 de diciembre y el 6 de enero. El mensaje es tan sencillo, como quedarse en casa, esta Navidad tiene que ser diferente a las que estamos acostumbrados.

Pongamos como ejemplo, las consecuencias del Dia de Acción de Gracias en Estados Unidos, se celebra el cuarto jueves de noviembre, una jornada de intensa celebración familiar, en algunos casos más importante que Navidad, donde el ritual de compartir una mesa alrededor de un pavo forma parte del ADN de los norteamericanos, miles de desplazamientos, es de los días de mayor tráfico aéreo del país. Y, el viernes, conocido como el Black Friday, el día de mayores compras y descuentos comerciales. Las autoridades sanitarias recomendaron no viajar o reunirse con personas fuera del hogar con motivo de las festividad de Acción de Gracias, sin embargo, millones de personas hicieron caso omiso y viajaron a reunirse con familiares y amigos. El resultado, es que han superado los 3580 decesos diarios y más de 232.000 casos nuevos en 24 horas. ¿Merece la pena celebrar un día, para tener estas consecuencias?

Nuestros dirigentes, son gente preparada, que a lo mejor son capaces de gestionar este país. Pero, son incompetentes en puestos de responsabilidad ante una emergencia. El principio de incompetencia de nuestros políticos, no está solo en su mediocridad, sino que ha llevado a ciertas personas hasta el umbral de sus máximas posibilidades, lo que no les deja tomar las decisiones acertadas. Aunque, muchas veces no sabes con certeza, si es solo un principio de incompetencia o simplemente miedo a tomar decisiones que puedan afectar a sus encuestas de futuros resultados electorales. Eso si, el principio de incompetencia es tanto a nivel nacional, como autonómico, que no tiene que ver ni con las ideologías, es un factor común que une a toda la clase política. Mientras, solo marean la perdiz, dar muchas vueltas sobre un tema para nada…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.